Un cáncer en el taxi

Es así como mejor se puede definir la presencia de Peseto Loco en este sector, un boxeador fracasado que busca la popularidad a cualquier precio y de cualquier forma.

Comenzó su andadura en el sector del taxi, haciéndose famoso en las redes sociales y medios de comunicación, por sus proclamas neonazis y franquistas, y por su amistad con líderes y militantes neonazis muy conocidos en Madrid.

Más adelante y después de haber montado una asociación de taxistas, que nunca ha tenido el valor de presentarse a unas elecciones para medir su representatividad, también se hizo famoso dentro del sector por pegar a un cliente de taxi y pedir una derrama de dinero por toda España, para pagar las consecuencias de sus actos que no supo afrontar por si mismo, más allá de esconderse y ausentarse de movilizaciones nacionales celebradas en Madrid, por miedo a represalias policiales.

Durante los últimos años se ha venido dedicando a atacar y desprestigiar a cualquier asociación o grupo de taxistas que intentasen hacer algo por el sector, como si de un cómplice más de las VTC’s se tratase, sólo una asociación consiguió escapar de sus irás e incluso fue publicitada en su programa de radio, se trata de AGTM, justamente la asociación que contaba en sus filas con un abogado vendido a Uber, demasiada casualidad.

Al mismo tiempo y durante meses estuvo haciendo un programa de radio mano a mano, con un taxista vendido a Uber como después se pudo demostrar, pero no contento con eso, durante meses ha estado publicitando y cobrando dinero de la aplicación de VTC’s Bolt e intentando engañar al sector del taxi para que colaborasen con ellos, un engaño que ha saltado por los aires en el momento que públicamente Bolt ha confirmado lo que todo el mundo sabía, que son una aplicación de VTC’s, pero promocionada por Peseto Loco desde dentro del taxi.

En los últimos días, se le está viendo hacer difusión por sus propios medios personales, de una denuncia que un miembro de la candidatura perdedora en las elecciones de la Élite Barcelona, ha presentado en un juzgado de Barcelona impugnando las elecciones.

Una denuncia contra la Élite Barcelona, que aparece en el mismo momento que Uber también ha denunciado a la asociación catalana, acusándola de ser la culpable de no disponer de taxistas en Barcelona para trabajar con su aplicación, algo que como vienen destacando contrasta mucho con la presencia de 2.000 taxistas de Madrid trabajando para Uber.

Hay que recordar de nuevo, que Peseto Loco acusó a la Élite Barcelona de estar introduciendo a Uber en el taxi de Barcelona, algo que se ha confirmado claramente, como una de las falacias de Peseto Loco en su largo historial preocupado de la ciudad condal, mientras en Madrid nos comen las cucarachas incluso promocionadas por el mismo como en el caso de Bolt.

Élite Barcelona no nos ha querido dar demasiados detalles, de una denuncia que no les preocupa lo más mínimo según nos recalcan, entienden que no sólo no tiene recorrido, si no que según fuentes jurídicas carece de rigor y fundamento alguno, y que esperan asuman con importantes costas el o los denunciantes, incluso no descartan que dada la baja calidad del trabajo realizado y presentado en los juzgados, la denuncia pueda haber sido redactada por el ‘periodista y abogado’ Peseto Loco en persona.


Taxi Project denuncia a Bolt, el hermano pequeño de Uber

La App de transporte Bolt emite publicidad engañosa según las normas de Autocontrol

 


Un cáncer en el taxi