El sector del taxi en Pamplona calcula las perdidas generadas por la pandemia en 5,5 millones de euros

El sector del taxi en la Comarca de Pamplona ha sufrido como consecuencia de la covid-19 unas pérdidas de 5,5 millones de euros en facturación desde el 1 de enero, una cifra que llega a más de 7 millones de euros si se tiene en cuenta a toda Navarra.

La crisis sanitaria y económica, agravada por el confinamiento, el toque de queda y la suspensión del ocio, ha hecho que el sector esté atravesando un momento durísimo.

Y a la vuelta están las Navidades, que no hacen prever cambios halagüeños:

«Hay gente que está llegando al límite, gente joven que lleva cuatro días en este trabajo y tiene que pagar una licencia».

Según las cifras que maneja el sector, entre el 1 de enero y el 31 de octubre la demanda del taxi, en lo referente a llamadas, ha caído de media a lo largo de este año de pandemia, incluyendo los meses de enero y febrero pre-covid, un 40%.

Así lo explica Kiko Asín, presidente de Teletaxi San Fermín:

«Las primeras cuatro semanas de confinamiento se notó un descenso del 83%, y el pico se registró en la semana quince (segunda semana de abril) llegando al 83,9%».

En la actualidad, la situación sigue siendo muy preocupante, y la caída de la facturación se sitúa en el 53%.

«Esto solo es lo referente a las llamadas para solicitar taxi, porque luego hay que tener en cuenta el bajón de usuarios en parada, y el descenso de facturación por ocio o los servicios en estaciones (tren, bus, aeropuerto)».

Por citar un ejemplo, ayer en total se registraron 761 llamadas pidiendo taxi, mientras que, antes, un domingo cualquiera podrían triplicar e incluso cuadriplicar en número. «Se trabaja ahora una cuarta parte de la situación anterior», lamenta Asín.

3 horas en la parada

El presidente de la asociación, que agrupa a 316 taxistas de los de alrededor de 420 que operan habitualmente, recuerda que en estos momentos están trabajando al cien por cien, es decir, todos los taxistas, lo que supone, por ejemplo, cifras como que de 199 conductores en la calle ayer a la una de la tarde, solo estaban ocupados 50.

Eso significa largas esperas en parada, que llegan en casos hasta 180 minutos. Y de una hora, muchas mañanas:

«A las seis y media de la madrugada, estar más de una hora esperando desespera a cualquiera».

Durante el estado de alarma, la flota de taxis estuvo operando al 50% (licencias pares un día e impares otro).

Regular la actividad del sector es algo que está encima de la mesa, pero que en última instancia, «depende de la Administración».

En la actualidad, hay taxistas en contra de que se recorte por días su actividad, mientras que otra parte del sector está preparando una propuesta para que se reparta el trabajo, lo que incluiría días de libranza y algún fin de semana.

«Porque si hay menos tarta para repartir no es lógico que estemos todos, te vas a casa desesperado».

Asimismo, recuerda a la Administración la necesidad de ayudas para el sector, si bien si el ocio se reactiva reconoce que será un alivio.

Noticias del taxi en Pamplona

Cinco millones y medio de pérdidas en el sector del taxi en Pamplona