El sector del taxi en Ceuta anuncia un paro ante la falta de ayudas

Son unas 400 familias las que dependen del sector de taxi en Ceuta y que se encuentran en riesgo extremo de perder todo por lo que llevan años luchando.

Muchos taxistas pudieron acogerse al ERTE durante el primer estado de alarma y algunos autónomos han recibido dos pagos del programa ‘Ceuta Resiste’, pero estas ayudas son completamente insuficientes en una crisis que se está alargando en el tiempo y que cada vez va a peor en nuestra ciudad.

Por eso los taxistas no saldrán a trabajar el próximo miércoles 18 de noviembre, con el objetivo de que sean escuchados y se ofrezcan soluciones a su problemática.

«Si no se ofrecen soluciones y la postura de la Ciudad sigue siendo la misma, la de no escuchar, los paros se realizarán cada miércoles y viernes».

David Pérez, presidente de la empresa Radio-Taxi, explica que el próximo 21 de diciembre un total de 200 trabajadores se quedarán desempleados si no llegan más ayudas por parte de las Administraciones Públicas, ese día es el día que se cumplen los 6 meses que estaban obligados a seguir contratados después del ERTE, una vez cumplida la obligación, mantener a los trabajadores es imposible.

“Por lo menos 200 padres de familias van a ir a la calle, por lo menos, los que tenemos asalariados porque la situación es inviable. No ganamos ya ni para comer, no los podemos mantener porque no tenemos ninguna ganancia».

El objetivo es evitar esta catástrofe y por ello toda la flota parará, miércoles 18 y si siguen sin soluciones cada miércoles y viernes, por primera vez en la historia de este sector en Ceuta.

“Solo queremos que nos escuchen, porque realmente nadie nos escucha y la Ciudad nos manda de una Consejería a otra, haciendo una pelota. Nos sentimos abandonados y nadie nos da una solución”.

Lamentan que esta medida afectará sobre todo a las personas mayores, ya que aseguran que aproximadamente el 30 por ciento de las llamadas que reciben a diario es de mayores que necesitan trasladarse por la ciudad, principalmente al hospital o centros médicos, de manera que señalan que un parón del taxi “supone un problema para toda la ciudad de Ceuta”.

Durante el confinamiento los taxis estuvieron trabajando con la mitad de la flota, 50 por ciento un día y 50 por otro, pero con el fin del primer estado de alarma tuvieron que volver al cien por cien al tratarse de un servicio público y ahora, con las nuevas medidas restrictivas, están peor que nunca.

Así lo explica José Reyes, presidente de la Asociación de Autónomos del Taxi:

“El taxi no trabaja, el trabajo es cero. Está afectando a toda la flota, porque además venimos arrastrando el problema de la frontera desde hace un año”.

La limitación para la entrada y salida de Ceuta es otra de las cuestiones que afecta directamente a los taxistas, que se ven sin viajeros y sin uno de los puntos de trabajo más importante junto al de la frontera: el de la estación marítima.

Además, el toque de queda ha provocado que toda la actividad nocturna con la que podían tener también clientes desaparezca.

“Y ahora barajan cerrarlo todo a las seis de la tarde, que nos digan cómo hacemos nosotros para trabajar”, se pregunta Pérez, porque están haciendo una media de ingresos de 20 o 30 euros.

Noticias del taxi en Ceuta

El sector del taxi en Ceuta anuncia un paro ante la falta de ayudas