El taxi de Barcelona se prepara para otra acampada en la Gran Vía si la Generalitat no cambia en una semana

Los taxistas de Barcelona amenazan con hacer una huelga indefinida este verano si la Generalitat no limita las autorizaciones de VTC en el borrador del decreto ley que está elaborando.

El portavoz del sindicato Élite Taxi, Tito Álvarez, ha anunciado que, si la próxima semana no hay cambios, las movilizaciones empezarán el 11 de julio, y acabarán con un paro indefinido. Una protesta que, asegura, incluirá una acampada de taxis en la Gran Via, como ya hicieron el verano del 2018, y la movilización permanente en el Parlament. «Vamos a la guerra», asegura Álvarez.

De momento, ya está convocada una primera reunión entre los sindicatos del taxi y el Departament de Territori este miércoles por la tarde. «Nos han dejado descolocados», reconoce el portavoz de Élite Taxi.

No entienden por qué a los VTC «se les hace un traje a medida» y amenazan al gobierno con un verano complicado en la ciudad. De hecho, llaman a sectores que dependen directamente del turismo, como los hoteles, para que presionen a la Generalitat para que eviten “que se paralice todo” en la ciudad, incluido el aeropuerto, dicen.

El IMET también rechaza el decreto de la Generalitat

Los taxistas también alertan de que el decreto, tal y como está redactado ahora, ya ha sido rechazado por la mayoría de partidos del Parlament, como el PSC, ERC o los comunes. El borrador también tiene el rechazo frontal del Instituto Metropolitano del Taxi (IMET). La presidenta y concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Laia Bonet, ha afirmado que la propuesta «no se puede validar de ninguna manera«.

Los comentarios están cerrados.