Los taxistas de Burgos reducen la flota ante la falta de demanda

El sector del taxi en Burgos está siendo uno de los más castigados por la crisis.

Durante el estado de alarma su facturación cayó más del 80% mientras que en la actualidad llega al 70%, lo que ha obligado a autorregularse y trabajar menos días a la semana con el objetivo de que haya trabajo para todos.

La Asociación Burgalesa del Taxi (Abutaxi), la mayoritaria en el sector, ha solicitado al consejo de administración del Samyt una regulación de horarios de cara al próximo año pero mientras se aprueba han puesto en marcha una serie de medidas entre sus asociados.

Según explicó su presidente, José María Alegre, se ha acordado trabajar tres días de lunes a viernes y librar dos y los fines de semana trabajan uno de cada dos (antes se trabajaba dos y libraba uno).

La reducción más notable se está produciendo durante los fines de semana tras el cierre del ocio nocturno y ahora todavía más con el toque de queda a las 22 horas.

De lunes a viernes hay más movimiento con traslados a las consultas del hospital o centros de salud o a las fábricas, pero cuando llega el viernes los servicios «se desploman».

«No hay trabajo para todos. Tengo una tabla de seguimiento de servicios con todos los meses y, por ejemplo, en abril eran planas en los turnos de mañana, tarde y noche».

En este sentido, felicitó a los trabajadores por la solidaridad que han demostrado para que se reparta el trabajo.

«Es la única solución para que al grupo que le toca trabajar, trabaje. Había veces que ni siquiera cabíamos en las paradas».

De cara a 2021 han propuesto al Ayuntamiento un calendario de descansos con un descenso de días de trabajo al auguran que la tendencia va a ser similar.

«Nos hemos reunido con representantes de diferentes grupos políticos y estamos a la espera de que el Consejo del Samyt nos apruebe el calendario de descansos para 2021, dado que tienen que elaborar informes técnicos».

En la ciudad hay 186 licencias de taxi

Un medio seguro. Los profesionales del taxi defienden que se trata de un medio de transporte seguro.

No solo por la desinfección a la que someten los vehículos sino también por la instalación de pantallas en la mayor parte de la flota de Abutaxi (un 75%).

Ellos mismos adquirieron 50 y posteriormente la Junta también se las facilitó. Había temor por parte del sector a que los usuarios pudieran rechazar ese elemento, pero ha sido, al contrario.

También está teniendo buena acogida la aplicación móvil puesta en marcha por Abutaxi hace un año para solicitar un servicio. Hay mil usuarios dados de alta.

El relevo generacional también se está consiguiendo poco a poco tras el acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento para hacer tres convocatorias de exámenes al año.

La tercera de este año se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia el 27 de octubre y hay un plazo de 15 días para presentar solicitudes.

Los taxistas de Burgos reducen la flota ante la falta de demanda