Los taxistas de Cartagena se unen a las protestas contra el cierre de la hostelería

Los hosteleros vuelven a salir a las calles de Cartagena en una nueva marcha reivindicativa contra el cerrojazo al sector, pero esta vez no lo hacen solos.

Taxistas y proveedores apoyaban ayer al gremio en la segunda manifestación que se celebra en la ciudad portuaria contra el cierre del sector porque aseguran que, sin bares, la economía está parada.

«Aunque la cara visible sean los hosteleros, somos muchos los perjudicados por el cierre de los bares y restaurantes», afirmaba ayer Blas Ros, gerente de Pescados Cartagena, quien aseguraba que ya ha perdido parte de la campaña de Navidad, que «comienza a negociarse durante el mes de noviembre», y que no sabe qué hacer con su género, dado que «el 90% de mis clientes son restaurantes».

Ginés Conesa, taxista en la ciudad portuaria, explicaba que «al menos gracias a los clientes que iban al centro a tomarse algo hacíamos algún servicio por la noche», pero ahora «ni eso», a lo que Gloria Dasilva, secretaria de Radio Taxi Cartagena, añadía que «el Gobierno no es consciente del trabajo indirecto que genera la hostelería».

«Si no ponen soluciones esto será la ruina para todos», añadía.

Noticias del taxi en Cartagena

Los taxistas de Cartagena se unen a las protestas contra el cierre de la hostelería