Los taxistas de Ciudad Real denuncian discriminación según el tipo de transporte

La Asociación Provincial de Taxistas de Ciudad Real (Aptcr) denuncia en un comunicado la discriminación que supone para el sector las limitaciones al uso de clientes impuesta por el Gobierno en la orden del 3 de mayo que limita la ocupación completa de un vehículo a si todos los ocupantes son convivientes.

Esta norma implica que solo pueden ir dos personas por fila de asientos en el taxi, si no viven juntos, y nadie puede ocupar el asiento del acompañante.

“En esta nueva normativa se establece que el resto de vehículos de transportes público pueden ocuparse en su totalidad, sin embargo, para el taxi se mantienen las restricciones”.

La diferencia por el tipo de clientes

La Asociación Provincial de Taxistas no entiende a qué interés atiende que unos vehículos en que se comparten asientos con un alto número de desconocidos sin guardar distancia mínima de seguridad se permita la ocupación total del vehículo, y sin embargo, en los servicios públicos de taxi:

«que normalmente se comparten entre familiares o amigos, y que la limpieza y desinfección de los vehículos es muchísimo más frecuente, se exijan medidas de distanciamiento, y por ello, la capacidad de los vehículos se vea reducida».

La Asociación Provincial de Taxistas espera que el Ministerio de Sanidad rectifique “no tiene demasiada lógica permitir a unos transportes la ocupación total y a otros no”.

Los taxistas de Ciudad Real denuncian discriminación según el tipo de transporte