Uber reconoce que empeora la movilidad en las ciudades

Una de las promesas hicieron las empresas como Uber, Lyft o Cabify es que, al llevar a menos gente a conducir sus propios coches, habría menos atascos en las ciudades y la congestión sería menor.

La lógica de la idea es difícilmente discutible, pero otra cosa es que los resultados sean distintos a la realidad. Eso es justo lo que ha pasado: Uber, junto a Lyft, han admitido en un informe conjunto justo lo contrario. Sí, están generando más atascos en las ciudades.

El estudio concretamente se realizó el estudio en 6 ciudades estadounidenses: San Francisco, Boston, Chicago, Los Ángeles, Seattle y Washington DC. Los resultados nos dicen algo completamente distinto a lo que prometían.

Aparentemente, el informe nos habla de un impacto mínimo en ciertas zonas.

Así, en zonas amplias como Seattle o en San Diego la congestión que aplican estas empresas varía de un 1,1% a un 2,7. Pero CityLab asegura que si observamos el porcentaje de kilómetros recorridos en zonas urbanas centrales, la cosa cambia.

En las áreas metropolitanas más grandes que rodean a estas 6 ciudades, el baremo Uber y Lyft es bajo, rondando entre el 1 y el 3%. Por ejemplo, en el condado de San Francisco, tanto Uber como Lyft representan el 13,4%. En Boston, es del 8% y en Washington DC, es del 7,2%.

Aunque estos números puedan parecer bajos, sugieren que estas empresas están afectando al tráfico de estas ciudades más de lo que se entendía anteriormente. Es decir, contribuyen a crear más atascos en la ciudad.

Por ejemplo, una investigación independiente realizada por la Autoridad de Transporte del Condado de San Francisco en 2017 determinó que a partir del otoño del año 2016 las empresas transnacionales generaron alrededor del 6,5% del baremo total los días laborables y del 10% en los fines de semana.

La agencia descubrió que el crecimiento en este tipo de transportes ya era un actor importante en los atascos y descensos de velocidad que se veían en la zona.

Ahora es todavía peor; el memorando de Fehr and Peers indica que estas empresas representaron casi el doble del baremo en San Francisco de lo que se había estimado.

Un dato que nos da a entender el por qué de esto habla de que los viajes de los coches de Uber y Lyft con pasajeros representan entre el 54 y el 62% del total.

Esto quiere decir que una gran parte de estos viajes está en fase de recogida de clientes o simplemente se quedan en el centro para futuros viajes.

Uber reconoce que empeora la movilidad en las ciudades