Unos turistas ingleses borrachos dan una brutal paliza a un taxista en Magalluf

Un taxista de Magaluf ha tenido que ser hospitalizado como consecuencia de una brutal paliza que le dieron tres turistas británicos borrachos. El taxista tuvo que se atendido por graves heridas en la cara tras perder el conocimiento como consecuencia de los golpes.

Según la Policía Local de Calvià la paliza se produjo sobe las 02.00 horas, cuando el taxi se encontraba parado a la espera de recoger clientes en una zona de Magaluf frecuentada por turistas.

En esos momentos, un grupo de tres jóvenes se acercó al taxi y uno de ellos se subió al capó y comenzó a dar saltos encima del vehículo. El taxista salió a pedirle que dejara de saltar y, en ese momento, los tres hombres se lanzaron sobre él y comenzaron a darle golpes.

Varios testigos que se encontraban el la zona, la mayoría de ellos turistas, grabaron la agresión. En las imágenes se ve al taxista desplomado en el suelo mientras los tres jóvenes le dan puñetazos, golpes y patadas. Se escuchan gritos de varias personas pidiendo que llamasen a la policía y a una ambulancia. En el vídeo también se ve cómo se detiene un taxista compañero del agredido que se baja del vehículo, se enfrenta a los agresores y trata de auxiliar al taxista desplomado en el suelo.

Los jóvenes se fueron del lugar con las manos llenas de sangre

Los turistas aprovechan ese momento para irse de la zona de forma tranquila. Las imágenes muestran como al menos uno de ellos lleva la mano ensangrentada como consecuencia de los golpes al agredido, que permanece inmovil en el suelo.

El taxista fue trasladado al hospital de Son Espases, en Palma, donde tuvo que ser atendido por una fuerte herida en la cara y por varias contusiones en todo el cuerpo. En paralelo, agentes de la Policía Local de Calvià comenzaron la búsqueda de los agresores y rápidamente dieron con ellos gracias al aviso de numerosos testigos ya que la zona estaba muy concurrida.

Uno de los turistas ha sido detenido y se busca a los otros dos

La agentes detuvieron a un turista británico de 21 años como autor directo de la agresión, aunque se tiene identificado a otro de los agresores. El joven británico se encuentra detenido en dependencias de la Guardia Civil mientras se busca a los otros agresores.