Azpeitia pone en marcha el ‘auzo-taxi’, para mejorar la movilidad rural

Es bien sabido que vivir alejado del núcleo urbano tiene su lado bueno, pero tampoco está exento de dificultades, entre ellos la movilidad.

Con el objetivo de mejorar las condiciones de movilidad y la calidad de vida de las personas residentes en el ámbito rural, el Consistorio de Azpeitia (Gipuzkoa) acaba de poner en marcha un nuevo servicio de ‘auzo-taxi’ a modo de experiencia piloto.

Está dirigido exclusivamente a las personas empadronadas en los barrios rurales de la localidad y para hacer uso del mismo es necesario contar con la tarjeta que ya se puede solicitar en la oficina del servicio municipal de atención a la ciudadanía (ubicada en el primer piso del Ayuntamiento) o llamando al número de teléfono 943 157 200.

La iniciativa surge a través de la detección de las necesidades de los vecinos en el marco del proceso participativo ‘Denon Artean’.

A través de este servicio todos aquellos vecinos residentes en ámbitos rurales podrán desplazarse al núcleo urbano a través de un servicio de taxi a demanda a precio reducido.

Una apuesta que ha sido posible «gracias a la colaboración de los taxistas locales», ha señalado el edil Aitor Bereziartua que anima a los vecinos a apuntarse ya que incidirá «en su calidad de vida», ha puntualizado.

Características

El servicio de auzo-taxi se ofrecerá de lunes a sábado con precios reducidos para las personas usuarias. Así, de lunes a viernes el servicio estará en funcionamiento entre las 7.30 y las 20.30 horas, mientras que los sábados se podrá utilizar de 9.00 a 20.30 horas.

La iniciativa está dirigida a las personas residentes en los barrios de Aratz Erreka, Eizagirre, Elosiaga, Izarraitz, Loiola, Nuarbe, Matxinbenta, Odria, Oñatz, Oñazbidea y Urrestilla.

Para hacer uso del servicio será imprescindible el uso de una tarjeta habilitada para ello. Una vez se hagan con la necesaria tarjeta, el servicio podrá ser utilizado libremente por las personas mayores de 18 años, mientras que los jóvenes de entre 12 y 18 años deberán contar con el permiso de sus padres o tutores y los menores de 12 años tendrán que realizar los desplazamientos con el acompañamiento de un adulto.

En el caso de viajar solas, deberán abonar 3 euros por cada viaje, mientras que el precio se reducirá a la mitad (1,5 euros) en el caso de que el servicio de taxi sea compartido entre más de una persona.

Azpeitia pone en marcha el ‘auzo-taxi’, para mejorar la movilidad rural