California demanda a Uber y Lyft por engañar a los conductores y contribuyentes

El estado de California ha presentado una demanda contra Uber y Lyft por clasificar a sus conductores como autónomos en lugar de como empleados.

La demanda es la primera prueba importante de una nueva ley estatal destinada a brindar a los trabajadores más protecciones laborales, incluido el acceso a los seguros sociales de asistencia médica.

«Uber y Lyft afirman que sus conductores no son empleados y, por lo tanto, los califican cobrando beneficios», dijo Xavier Becerra, fiscal general del estado, en una conferencia de prensa el martes.

«Si los conductores en California contraen el coronavirus o si pierden su trabajo como resultado, ¿adivinen qué? Ellos son los que desaparecen. Son los que no saben qué hacer a continuación. Ellos son los que tienen que preocuparse por cómo pagarán sus facturas».

Becerra dijo que las compañías también están perjudicando a los contribuyentes al clasificar a los conductores como autónomos en lugar de empleados. Las compañías no pagan «cientos de millones de dólares en obligaciones netas de seguridad social» o impuestos estatales sobre la nómina, dijo.

El estado podría imponer multas que podrían llegar a cientos de millones de dólares

También quiere que las compañías paguen los atrasos a miles de conductores en California.

La demanda intensifica una batalla en curso sobre cómo las empresas en la «falsa economía colaborativa» tratan a los trabajadores que hacen posible sus servicios.

La pandemia de coronavirus ha puesto a los trabajadores en el centro de atención y ha exacerbado la precariedad de sus trabajos.

Clasificar a los conductores como autónomos les ahorra mucho dinero a Uber y Lyft porque no ofrecen cobertura médica, ni pagan a los sistemas estatales por desempleo.

Becerra fue flanqueado en la conferencia de prensa por fiscales de Los Ángeles, San Francisco y San Diego, que se han unido a la demanda.

Los fiscales de California sostienen que las compañías están incumpliendo las reglas, específicamente, el Proyecto de Ley 5 de la Asamblea, una ley aprobada el año pasado que dificulta a las compañías decir que los trabajadores no son empleados.

«La clasificación errónea significa hacer trampa», dijo Mike Feuer, abogado de la ciudad de Los Ángeles, en la conferencia de prensa.

Más noticias de California

California demanda a Uber y Lyft por engañar a los conductores y contribuyentes

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su dirección de correo electrónico aquí