El toque de queda golpea al sector del taxi en Castellón

Radio Taxi Castellón se fundó en el año 1984 y en 2011 decidió fusionarse con Tele Taxi.

De esta manera se convirtieron en la única cooperativa del sector que opera en la provincia de Castellón.

En concreto, su área de trabajo abarca los municipios de Castelló, Almassora, Alquerías del Niño Perdido, Benicàssim, Benlloch, Borriol, Burriana, Vilanova d’Alcolea y Vilareal.

Además, ofrecen servicios interurbanos desde cualquier localidad del área de prestación conjunta hasta cualquier punto de España e incluso de Europa.

La cooperativa es de las pocas empresas en Castellón que cuenta con un «Centro Especial de Empleo».

El objetivo especial de estos centros es la integración laboral y por tanto social de personas con discapacidad, de las siete trabajadoras de centralita seis de ellas tienen alguna minusvalía.

En cuanto a la flota de vehículos, es la mayor de Castellón, con automóviles de características diferentes para poder prestar el mejor servicio posible, tienen tres taxis adaptados y algunos coches eléctricos e híbridos, mostrando su compromiso con el medio ambiente.

Actualmente, la compañía cuenta con 69 socios que en su mayoría conducen sus propios taxis y que se han adaptado como han podido a la situación generada por el Covid-19.

El miedo de los ciudadanos también es algo con lo que tienen que lidiar, por ello, limpian sus vehículos a diario para desinfectarlos, los conductores llevan mascarilla y gel hidroalcohólico, y, algunos coches disponen también de una mampara de protección que hace de pantalla entre taxista y cliente.

Tras la jornada de trabajo y dado que la empresa dispone de una máquina de ozono en su sede central pueden llevar a cabo una limpieza más profunda para dar mayor seguridad a sus clientes.

Otra medida que toman, es la ventilación, que en los últimos estudios se ha presentado como esencial para evitar contagios.

Durante el primer estado de alarma decretado, el 14 de marzo de este año, y en los primeros meses de la pandemia, Radio Taxi Castellón desempeñó una labor fundamental. Entre otras tareas los taxistas de esta cooperativa trasladaron médicos y enfermeros, desde los hospitales y ambulatorios, hasta los domicilios de los enfermos con el fin de realizar la atención domiciliaria y el seguimiento de los enfermos de Covid-19.

Respecto a las ayudas institucionales, desde la cooperativa afirmaron que «hace unos meses recibimos de la conselleria cuatro o cinco mascarillas, una botella de gel y ayuda para poner mamparas, pero poco más».

De hecho, desde el gremio de taxistas señalaron que eran uno de los sectores que está sufriendo los efectos y restricciones derivadas de la pandemia.

Con la declaración del nuevo estado de alarma y del toque de queda, «por la noche solo circularán tres o cuatro conductores y en centralita de momento habrá una teleoperadora para derivar los servicios».

Desde Radio Taxi Castellón señalan que, durante todos estos meses, el turno de noche es en el que más ha caído la actividad «reduciéndose los servicios en un 20 por cien; mientras que por la mañana ha descendido en un 30 o 40 por cien, y los fines de semana un 50 por ciento.

Antes de la pandemia prestaban servicio nocturno 15 chóferes, ahora solo lo harán 3 o 4, para atender a las pocas personas que lo necesiten: para ir o salir del hospital y/o hacer algo imprescindible».

El toque de queda golpea al sector del taxi en Castellón