El Tribunal Vasco ha anulado parte del decreto que restringe la actividad de Uber

El Tribunal Superior del País Vasco ha fallado a favor de la empresa de transportes Uber, suspendiendo dos puntos del decreto del Gobierno Vasco que regula este servicio: una, obligación de espera de 30 minutos entre la solicitud y la activación del servicio y la prohibición de usar la geolocalización.

En otoño de 2019 Uber empezó a prestar servicio en el País Vasco Sur, especialmente en Bilbao. En respuesta a las denuncias de los taxistas, el Gobierno dictó un decreto contra el que Uber apeló ante el Tribunal Superior Vasco.

Sin embargo, antes de la adopción del decreto, la Autoridad Vasca de la Competencia envió un informe al Gobierno contra la norma, señalando que las medidas contenidas en el mismo eran excluyentes y restrictivas. Mientras tanto, consideró excesivo hacer una pausa de media hora entre la contratación y el inicio del servicio. Según la comisión, las medidas restringieron la competencia en el mercado y perjudicaron a los usuarios. Sin embargo, el Gobierno continuó con el decreto, que entró en vigor a principios de 2020.

Ahora, el TSJPV ha manifestado lo mismo al Gobierno, derogando dos puntos de la normativa.

En cuanto al intervalo de 30 minutos, argumentó que la mayoría de los servicios son de corta distancia y deben ser utilizados por los pasajeros de inmediato. Así, enfatizó que los coches de Uber estarían perjudicados en comparación con los taxis convencionales. “Si tenemos que esperar al menos 30 minutos y no tener que esperar para utilizar el servicio de taxi, las posibilidades de que los conductores ingresen al mercado serían muy limitadas y, en la práctica, se puede decir que es un obstáculo para desarrollar el principio de libertad de la empresa”, dice la resolución.

Con respecto a la prohibición de la geolocalización, el tribunal considera que esta restricción no está debidamente justificada. Explicó que no hay estacionamientos para los conductores o que estos vehículos no se pueden detener mientras circulan, y que la geolocalización es una herramienta útil para los clientes porque el servicio debe ser precontratado a través de una app.

El Gobierno puede recurrir la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ante el Tribunal Supremo.

El Tribunal Vasco ha anulado parte del decreto que restringe la actividad de Uber