La batalla por el mercado del transporte de pasajeros en Londres es insostenible

El mercado del transporte de pasajeros de Londres se está volviendo insostenible a medida que las empresas luchan por la corona de monopolio de Uber.

Cada vez más empresas han entrado en el mercado de Londres a medida que Uber espera en la apelación contra Transport of London por la decisión de noviembre de Londres de eliminar su licencia de operación.

Pero estas compañías están utilizando métodos insostenibles de concesiones, regalos y nuevas características para atraer tanto a clientes como a pasajeros.

Las empresas no pueden seguir construyéndose a sí mismas entregando más y más cosas y dando más concesiones cuando, al final, eso es insostenible, por lo que simplemente no funcionará.

Su objetivo es acabar con toda la competencia y convertirse en el monopolio.

Ola, Bolt y Kapten, probablemente los tres mayores rivales de Uber, han expresado su ambición de convertirse en la firma líder en Londres.

Pero este juego se está volviendo más difícil a medida que nuevas aplicaciones rivales continúan inundando el mercado.

Con estas aplicaciones de transporte, simplemente no se ve el modelo de negocio que conduce a unos beneficios, aparte del monopolio.

Los consumidores descargan las aplicaciones porque los viajes son baratos, pero el punto de venta único de Uber es simplemente el monopolio ofreciendo de momento tarifas bajas.

Para sobrevivir, las compañías tendrían que dominar por completo el mercado o eventualmente deberían transformarse en empresas de alquiler privadas convencionales que cobran más.

Londres ya tiene un mercado de vehículos de alquiler privado bastante bien establecido con firmas de mini taxis, taxis negros y compañías como Kabbee y Addison Lee.

Ola en Londres

Después del lanzamiento de Ola en Londres el 10 de febrero, el director de operaciones Arun Srinivas dijo que su objetivo era convertirse en la aplicación líder de transporte en Londres dentro del año.

«La oportunidad es grande y creemos que, con nuestra posición y el gran comienzo que hemos tenido aquí, vamos a encaminarnos hacia el liderazgo», dijo Srinivas.

Srinivas dijo que la firma también llegó a Londres con la misión de mostrar a los clientes que eran una «plataforma segura y de calidad».

Ola está ofreciendo a sus conductores cero comisiones durante seis semanas y prometiendo tarifas de comisiones más bajas que los competidores después de que termine este período de gracia, para atraer tanto a los conductores como a los clientes.

La francesa Kapten

Mientras tanto, la aplicación francesa Kapten lanzó su servicio de transporte en Londres en mayo del año pasado, diciendo que estaban buscando reducir las emisiones.

Han ofrecido a los clientes características ecológicas, como solo optar por viajes en automóviles híbridos o eléctricos.

Mariusz Zabrocki, gerente general de Kapten en el Reino Unido, que se lanzó en Londres el año pasado, dijo que creen que pueden ser el «líder de la categoría en Londres», pero también creen que la ciudad tiene espacio para «varios jugadores rentables».

El Sr. Zabrocki dijo: «Continuaremos ofreciendo el mejor producto para que los conductores y la comunidad en general cumplan con ese objetivo, al tiempo que garantizamos que la responsabilidad social y ambiental sea siempre una prioridad».

Bolt también quiere parte del pastel

Mientras tanto, el presidente ejecutivo de Bolt, Markus Villig, le dijo recientemente a Wired que podrían ganar la carrera contra Uber.

El Sr. Villig dijo: «Si proporcionamos bajas comisiones y buenas ganancias para los conductores, entonces estarán contentos de quedarse con nosotros».

Dijo que Bolt, que se fundó en Estonia en 2013, utilizó esta estrategia en sus primeros días contra las compañías de taxis. «Hoy en día, estamos haciendo eso frente a Uber», dijo.

Si bien cada compañía busca formas de ser rentables en Londres, las compañías no pueden sobrevivir en un entorno en el que todas ofrecen constantemente tarifas baratas, reducen los precios y reducen las comisiones.

Esta será una batalla incansable por el primer puesto y no hay ganadores aparte de los consumidores que obtienen viajes baratos.

Es el bajo precio lo que hace que las personas se suban a sus coches porque simplemente descargan la aplicación y cuando aparece otra, que ofrece un viaje gratis, van con esa.

Esto es una burbuja y puede verse que estalla.

Más noticias del taxi en Reino Unido

La batalla por el mercado del transporte de pasajeros en Londres es insostenible