La primera mujer taxista de Valleseco, en Las Palmas

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, conmemorado el pasado 15 de octubre, el medio Canarias7, ha querido reconocer el papel relevante que desempeñan las mujeres en el medio rural.

Lidia es la primera mujer taxista de Valleseco, población de Las Palmas en la isla de Gran Canaria.

Comenzó hace veinte años a desarrollar su profesión de taxista en este municipio.

Actualmente de las cinco licencias que hay en la parada de Valleseco, ella es la más antigua.

En el caso de Lidia, las expectativas familiares sobre su trayectoria vital coincidieron con las suyas, recibiendo apoyo de su padre y su madre para ser independiente y autónoma dedicándose a una profesión tradicionalmente marcada por estereotipos de género.

Pues aunque hoy pueda parecer propio de un tiempo lejano, hasta el año 1981 las mujeres debían pedir permiso a sus maridos para trabajar, abrir una cuenta bancaria o sacarse el carné de conducir.

«De niña soñaba con ser azafata de vuelo y hoy en día les tengo pánico a los aviones. Mi padre empezó con las guaguas y ya yo me fui involucrando, primero él tuvo un taxi en Arucas, yo era una niña y me gustaba todo eso, desde que mi padre me dijo que me compraba el taxi, enseguida me saqué el carné de conducir, tenía 21 años y después a los pocos años saqué el de taxi, un 20 de junio, recuerdo…».

La primera mujer taxista de Valleseco, en Las Palmas