Los taxistas argentinos protestan en Río Gallegos contra Uber

Después de meses de pandemia y con el sector del taxi en Río Gallegos sufriendo una de las peores crisis económicas, los taxistas tuvieron que salir a manifestarse debido a otra intromisión de Uber en el transporte público.

Uber en Rio Gallegos está actuando como hace en prácticamente todo el mundo, captando clientes ilegalmente y sin aportar nada de impuestos a las arcas públicas. Además, como es costumbre en esta empresa disruptiva, a comenzado a ofrecer precios por debajo de coste para apoderarse del mercado.

Los problemas con Uber en Santa Cruz comenzaron a finales del año 2018, cuando el sector del taxi se movilizó, lo que originó en la prohibición de operar en el territorio santacruceño.

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto por unanimidad y la provincia de Santa Cruz se sumó a las jurisdicciones que prohíben el uso de uber o cualquier otro transporte de pasajeros urbanos sin permiso municipal.

Esta semana, representantes del Municipio mantuvieron una reunión con los representantes del sector del taxi, a fin de tratar la problemática de Uber en la comunidad.

Acerca de la reunión de trabajo mantenida en la Dirección de Tránsito del Municipio, Luis Benítez, responsable de la Asociación de Taxis de Río Gallegos, indicó:

“Estamos conformes con esta primera reunión, la cual nuestro sector fue quien solicitó la misma y una búsqueda de consenso entre Tránsito del Municipio y Cabezas, donde existe el compromiso de trabajar en el cambio de una ordenanza en lo referido al transporte ilegal de pasajeros que hay en nuestra ciudad y que nos afecta en demasía y que nos viene quitando trabajo».

Benítez, agradeció el compromiso del intendente:

«…sabemos la preocupación que existe de parte del Intendente por esta problemática, esto nos fortalece y que el propio Intendente se haya comprometido a ayudarnos en virtud que esta práctica desleal ha ido creciendo en los últimos tiempos en Río Gallegos, nos abarca a todo el sector y en medio de esta pandemia donde el sector cumple con todos los protocolos pero no puede soportar este tipo de competencia desleal”.

Cabezas señaló que existe una ley que prohíbe operar a Uber:

“El intendente, Pablo Grasso, nos instruyó a mantener esta reunión con el sector del transporte público del taxi donde participaron la mayoría de los representantes, para tratar una problemática que afecta mucho a este sector como lo es el transporte ilegal, el mal denominado “uber”, donde la provincia tiene una ley que impide funcionar a esta empresa y por lo tanto en la ciudad de Río Gallegos menos”.

Anti Uber en el mundo

Los taxistas argentinos protestan en Río Gallegos contra Uber