Siguen trabajando los piratas del taxi en el Aeropuerto de Ibiza

Tras la apertura de las fronteras, y el goteo cada vez más frecuente de vuelos internacionales que van llegando a Ibiza ya se empieza a detectar actividad ilegal en el sector del transporte.

El aeropuerto de Ibiza va recuperando vida poco a poco, sin el frensí habitual en estas fechas, eso sí.

Ya se pueden ver atascos en el carril del parking del kiss and go o cochazos de alta gama ocupando aparcamientos para discapacitados.

Al no poder entrar en la terminal de llegadas para recibir a los seres queridos que aterrizan se forma un ambiente bien nutrido de personas esperando en el espacio exterior de la puerta de la entrada, que está cerrada.

Ya hay colas en la parada de taxi a la llegada de ‘vuelos calientes’.

Entre todo este movimiento de personas cargando maletas, esperando su turno para el taxi o a esa persona que acaba de aterrizar destaca la presencia de varios miembros de la Guardia Civil que van avisando a los despistados que intentan entrar a la terminal y controlando el espacio.

Entre todas las personas enmascaradas, vemos que la Guardia Civil llama la atención a una de ellas.

Es un viejo conocido, «ya nos conocemos por nuestro nombre», asegura el agente antes de acercarse y pedirle la documentación.

Al parecer, se trata de uno de los taxistas pirata que cada verano hace el agosto con sus servicios ilegales. Hace unos minutos que aterrizó un vuelo procedente de Londres, un ‘vuelo caliente’, cargado de ‘presas fáciles’ para estos piratas, así que los agentes, tras inspeccionar el vehículo del pirata interceptado siguen con la inspección en otros vehículos sospechosos.

Cabe recordar que durante 2019 se tramitó un total de 123 denuncias por realizar u ofrecer servicios de taxi pirata, 81 de ellas en el aeropuerto.

Las denuncias

Desde el sector del taxi, Lolo Ruiz, portavoz de la plataforma Élite Corsaris d’Eivissa, explica que desde que empezaron a llegar vuelos nacionales ya empezaron a detectar a algunos de estos falsos taxistas intentando captar a algunos de nuestros primeros visitantes tras el estado de alarma.

Pero es ahora, con la llegada de vuelos internacionales, cuando se está empezando a divisar mucho más movimiento en ese sentido.

Están muy bien organizados, tienen hasta 12 grupos de WhatsApp desde donde encargar sus servicios, y se promocionan sin ningún rubor en redes sociales, desde donde también se ofrecen todo tipo de estupefacientes.

Asegura que no utilizan coches de alta gama sino coches «destartalados» o de alquiler, ya que, si son cazados aparte de multas que oscilan de los 6.000 a los 12.000 euros, se les retira el vehículo y no se arriesgan a perder sus vehículos propios, «cochazos de alta gama que no sé cómo se pueden permitir», según Ruiz.

Desde esta plataforma también denuncian la presencia de vehículos VTC con licencia de otras comunidades autónomas como Cantabria o León, que según ellos «trabajan impune e ilegalmente en Ibiza haciendo una competencia desleal a quien sí tiene la licencia de nuestra comunidad».

El hecho de que este año no se hayan dado licencias estacionales es un factor que también puede provocar, a ciertas horas punta, que el servicio de taxi se vea desbordado, dejando un hueco que los ilegales no desaprovechan.

El Consell d’Eivissa

El vicepresidente 2º del Consell d’Eivissa y conseller de Transporte, Javier Torres, reclama más ayuda desde el Govern, que este año no enviará refuerzos a los tres inspectores con los que cuenta la institución ibicenca.

Confirma el argumento del taxista en cuanto a que ya se empezaron a detectar servicios ilegales en el aeropuerto nada más empezar a llegar los vuelos nacionales. De hecho, se llegó a poner una denuncia durante los primeros días.

Sobre las licencias VTC, afirma que en Ibiza hay 50 concedidas, y sobre las licencias de otras comunidades, explica que existe la opción de trabajar con la licencia deslocalizada durante un tiempo limitado tal y como marca la ley.

Sobre el control de si este tiempo limitado se respeta, al igual que el control en general de el intrusismo en el sector del transporte, sería necesario incrementar el número de inspectores, algo que no se está facilitando desde el Govern balear.

Torres insiste en que la lucha contra el intrusismo es una de sus prioridades desde que llegaron al Consell d’Eivissa hace ahora un año.

Reconoce que «intrusismo habrá siempre», por eso, están implementando una serie de herramientas para poder minimizarlo en la mayor medida posible.

En este sentido están agilizando la tramitación de las denuncias, que hasta ahora acababan caducando sin resolver, dando sensación de impunidad a los piratas.

También se están implementando otras medidas para poder intervenir los grupos de WhatsApp desde los que se organizan o que los inspectores puedan actuar de incógnito.

La ‘mafia’ del taxi pirata está bien organizada y es de sobra conocida su violencia, como quedó constatado en 2017 en un programa de televisión en el que la líder de un clan, el ‘clan de la rumana’, agredió a los periodistas que le preguntaban por sus actividades.

Si bien este clan está desarticulado y este año no se le espera, sí se están organizando otros grupos con parecido modus operandi.

Suben los precios los piratas que hacen competencia desleal al taxi en Ibiza

Siguen trabajando los piratas del taxi en el Aeropuerto de Ibiza

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su dirección de correo electrónico aquí