Élite Taxi pide suspender de urgencia la actividad de Uber por incumplimiento ‘flagrante’ de la normativa al caracer los vehículos de distintivos

Los taxistas que trabajan para Uber en Barcelona no llevan el distintivo identificativo reglamentario que debe ser «visible» por los usuarios en la parte de atrás del coche, según ha denunciado Élite Taxi en el Instituto Metropolitano del Taxi (IMET).

Cinco meses después del regreso de Uber a la Ciudad Condal, Élite Taxi ha constatado que hay un centenar de licencias de taxi que están operan con la aplicación, aunque lo hacen sin los distintivos obligatorios.

En consecuencia, la asociación ha pedido al IMET que sancione a la empresa por incumplimiento «flagrante» de la normativa y que suspenda su actividad hasta que todos los taxis estén identificados como colaboradores de Uber en la ventana trasera.

El documento enviado al IMET, al que ha tenido acceso Todo Taxi, dice que hay un «cumplimiento desigual» de la normativa en el área metropolitana pero señala que es «especialmente llamativo» el caso de la app.

El 100% de licencias adscritas a la aplicación de Uber incumplen flagrantemente la norma, aseguran, porque circulan sin llevar ningún distintivo de la compañía que sea visible por los clientes.

En este sentido, recuerdan que el decreto ley 314/2016 aprobado por el Gobierno determina que «los taxis vinculados a una empresa de mediación deberán llevar los distintivos identificativos de esta circunstancia de forma que sea visible por los usuarios».

Además, señalan que el Reglamento Metropolitano del Taxi establece que estos distintivos «podrán situarse únicamente en el cristal posterior del vehículo».

Uber desembarcó en Barcelona el pasado marzo tras dos años de inactividad por el decreto de las autorizaciones de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC), que introducía el requisito de precontrar el servicio con quince minutos de antelación, entre otros. En su regreso, Uber ha cambiado de modelo y actúa como una plataforma de intermediación entre usuarios y taxistas del área metropolitana, la misma fórmula que utiliza hace un año y medio en Madrid.

Desde el retorno de la empresa, varias asociaciones de taxistas habían asegurado que no habría suficiente conductores dispuestos a trabajar por la aplicación. Cinco meses más tarde, Élite Taxi ha constatado que hay un centenar de taxis que sí operan con Uber y que lo hacen sin la identificación necesaria.

La misma compañía indica en su página web que, en la ciudad de Barcelona, ​​los taxistas que trabajen con Uber no deben llevar ningún adhesivo ni identificativo de la empresa en el coche, según recoge el texto remitido al IMET.

«Como se puede apreciar, el incumplimiento normativo de Uber es flagrante», subrayan antes de recordar que la normativa obliga a identificar la aplicación con la que está trabajando el taxista.

Por este motivo, solicitan que se suspenda «con carácter inmediato» la actividad de Uber para actuar en el servicio de taxis de la capital catalana hasta que «la totalidad» de las licencias de taxi del área metropolitana que utilizan la app «estén identificadas en la ventana trasera».

Además, piden que se incoe un expediente sancionador contra la empresa y, en su caso, contra las licencias de taxi que utilizan esta aplicación, por prestar sus servicios incumpliendo la identificación establecida legalmente.

Élite Taxi pide suspender de urgencia la actividad de Uber por incumplimiento de la normativa