Taxi Project se persona para defender el sector del Taxi como servicio público de interés general contra Cabify

El pasado 29 de enero, la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictó una sentencia sobre Maxi Mobility Spain, S.L. (Cabify) contra la Viceconsejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid desestimatoria del recurso de alzada formulado contra la resolución de la Dirección General de Transportes, de 25 de abril de 2018, por la que se denegó la solicitud de mil autorizaciones de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) por parte de la marca presidida por Juan de Antonio.

Ahora el Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación presentado por la misma Cabify para debatir si la proporcionalidad 1/30 establecida en el mismo 2018 por parte del Tribunal se ajusta a derecho, lo que de estimar la impugnación a favor de la polémica aplicación, sería un grave golpe al sector del taxi ya que podría activar todas estas peticiones.

Para defender esta cuestión y evitar la entrada de miles de VTC se han personado tanto Antaxi, la mayor asociación a nivel nacional, como la organización Taxi Project por medio de uno de sus abogados, Marc Vilar del bufete Vilar Cuesta, especialista en este tipo de litigios y que ya consiguió en su anterior etapa con el Colectivo Ronda y junto con Taxi Project y el sindicato IAC que el Govern ejecutara una importante sanción a Cabify por cesión ilegal de trabajadores, entre otros logros.

En declaraciones a Todo Taxi, Carlos Rodríguez, vicepresidente de Taxi Project nos explica: «Desde Taxi Project y después de haber estudiado los escenarios posibles junto con nuestros abogados, hemos creído que es lo más conveniente personarnos en este procedimiento para defender los intereses de todos los taxistas y el futuro del sector, dada la importancia, la repercusión y las consecuencias que pueden tener estas acciones por parte de Cabify» y matiza «somos conscientes del peligro que conlleva el movimiento que ha realizado Cabify y por eso imprescindible que el taxi esté presente en esta batalla judicial, dando la cara y defendiendo nuestra posición como servicio público esencial ante el Supremo o ante quien sea».

Taxi Project se persona para defender el sector del Taxi como servicio público de interés general contra Cabify