Uber y las administraciones temen a Élite Taxi

Uber se prometía a sí misma una feliz entrada en el taxi de Barcelona, sabía que era un momento delicado para el sector del taxi arrasado por la pandemia, había comenzado ya su despliegue mediático, en medios, con las flotas, con ofertas a taxistas y con la administración.

A las administraciones las conoce todo el mundo, ley del mínimo esfuerzo, máxima diplomacia y lavado de manos como Poncio Pilatos, algo que les permite sentirse bien en su zona de confort y quién sabe si en algún caso rebañando intereses.

¿Porque Uber ha frenado momentáneamente, su campaña mediática de entrar al taxi del AMB?

Han frenado titulares en medios importantes, que formaban claramente parte de una campaña, como, «Uber tienta a los taxistas, para que trabajen con su aplicación», «Uber saca la chequera, para captar taxistas», «Uber apuesta por tener sólo taxis en Barcelona» o el más atrevido, «Uber firma la paz con los taxistas y regresa a Barcelona».

Reuniones de Uber con la Élite Barcelona, parecen ser las causantes claro, de que la maquinaria mediática de Uber haya frenado momentáneamente, porque quien conoce a Uber, sabe que Uber no frena nunca.

A pesar de ello, algo está ocurriendo para que la multinacional, haya pausado temporalmente su ímpetu inicial. Uber y las administraciones temen a Élite Taxi.

Uber y las administraciones temen a Élite TaxiLos actores dentro del sector del taxi, dígase floteros receptivos de trabajar con Uber o la propia administración, parece que han hecho saber a Uber que la Élite Barcelona es un escollo real y contrapuesto a sus intereses y bondades mediáticas, y le han advertido, que la situación en el taxi del AMB no va a ser un camino de rosas, debido a ese escollo que representa la mentalidad de Élite Taxi Barcelona.

De algún modo esta situación, supone un freno indirecto al ímpetu de Uber, porque donde inicialmente había arrancado la captación la multinacional, es decir en algunas flotas, hay preocupación cuando no miedo, y razones no les faltan, porque incluso algunos taxistas ya han creado grupos disuasorios, donde serán delatados todos los que ellos consideran traidores, y medios existen para saberlo, a través de la propia aplicación de Uber.

Uber ha querido saber si por parte de Élite Taxi Barcelona, es posible crear un clima de normalidad, como el que encuentran en todas las ciudades que no son Barcelona, cómo sería el caso de Madrid, donde ya tienen parece ser a muchos taxistas trabajando para ellos, sin que de antemano se hubiese desarrollado un clima beligerante contra Uber, incluso antes de aterrizar.

Élite Taxi aceptó el reto de exponer frontalmente su oposición a Uber en encuentros cara a cara, a pesar de ser conscientes que se crearía una corriente mediática de una parte del sector contra ellos, algunos ya habituales desde la capital desde hace mucho tiempo, otros con una visión diferente.

Tito Álvarez nos cuenta, que eso es lo que quieren, mantener al sector despierto y en alerta, a pesar del coste y desgaste que ello conlleva, pero que Uber y las administraciones tienen miedo de Élite Taxi.

«A Uber lo llevas a la fiscalía por delito contra la hacienda pública y el sector no se inmuta. Acorralas a la empresa con la ayuda de otros, en todas las inspecciones de trabajo de España y el sector no se inmuta. A Uber lo pones delante de la brigada contra delitos informáticos y el sector no se inmuta, y eso que el esfuerzo es grande de parte de unos pocos»

Álvarez sabe que la presión de los taxistas es lo que da dolor de cabeza a los inversionistas de Uber:

«Hoy día nosotros presionamos a Uber desde muchos frentes y el sector no se inmuta, y eso que las VTC’s lo están pasando muy mal, y todos los que somos del sector también, nosotros somos los responsables de gran parte de la incertidumbre inversionista que sufren los allegados de las plataformas»

El portavoz de la asociación de presión Taxi Project tiene claro que no negocian nada con Uber:

«No puede ser que Uber quiera entrar en el taxi del AMB, y aquí hubiese parecido que no pasaba nada, como sucedió en Madrid, el taxista ha de estar muy consciente y en alerta de lo que es Uber, y lo ha de estar justo en este momento antes de que entren, nuestro mensaje es claro, más allá de lo que son, el taxi del AMB no necesita a Uber para nada».

Resumiendo: «Si la Élite Barcelona se sienta cara a cara con Uber, el sector si se inmuta, y ese es gran parte de nuestro objetivo»

Uber y las administraciones

Se entiende el argumento, porque el momento que Uber elige no es casual, es un momento muy sensible, siendo durísimo económicamente para el taxista, hasta Uber tienen hambre en el AMB, donde todas sus operativas vía Generalitat y vía VTC han entrado están en saco roto, y su rentabilidad comisionista pasa en este momento por el sector del taxi.

Todo este impase mediático, da un carácter de pulso a las reuniones, pero difícilmente Uber cederá porque no lo hace nunca, aunque sí tendrá que cambiar su discurso, y donde antes estaba vendiendo un plácido desembarco, ahora sabrá de primera mano que la placidez no existe en el taxi del AMB y qué duda cabe que Élite Taxi Barcelona, ha creado ese caldo de cultivo necesario para que se haya producido un estado de alerta en el taxista.

Uber tiene un poder casi ilimitado, aunque también más cuestionado que nunca desde poderes económicamente superiores al suyo, pero evidencias al margen, ser taxista de Uber en Barcelona seguramente será, un oficio de alto riesgo.

La desesperación que existe para todos, puede afectar de diferentes formas, o bien el aspecto económico puede ablandar los principios de algunos y estar dispuestos a hipotecar su propio negocio a medio y largo plazo, o también para otros, puede resultar en un estallido de rebeldía y no aceptar haber luchado tanto y tantos años para nada.

El conflicto está servido.


Tito Álvarez reitera su compromiso con el sector del taxi
El líder del taxi, Tito Álvarez

 

 

Tito Álvarez reitera su compromiso con el sector del taxi

 

 


Uber y las administraciones temen a Élite Taxi