100 taxis movidos por hidrógeno circularán por las calles de Copenhague

El objetivo del gobierno danés es que ningún taxi nuevo emita CO2 ni otros contaminantes a partir de 2025, y que para 2030 todos los taxis en circulación sean vehículos sin emisiones.

En esa línea, Toyota y el servicio de taxi DRIVR han puesto en marcha un servicio con más de 100 taxis de pila de combustible de hidrógeno en las calles de Copenhague, de la mano del Toyota Mirai, para apoyar las políticas que buscan un sector del taxi más verde.

Cuando se suba a un taxi nuevo en Copenhague en 2025, será un vehículo que no emita CO2 ni ningún otro contaminante. Ese es el objetivo del Gobierno de Dinamarca para el sector del taxi, que está llamado a liderar la transición verde junto con los autobuses públicos, según los políticos locales.

El servicio de taxi DRIVR, basado en una aplicación para dispositivos móviles, es una de las empresas de taxi que se sitúa a la vanguardia de la transición ecológica. Sus clientes pueden escoger desde hace tiempo entre vehículos híbridos, eléctricos y de hidrógeno.

Ahora, DRIVR incrementa considerablemente el número de taxis de hidrógeno de su flota, y a principios de noviembre puso más de 100 taxis de hidrógeno en circulación en Copenhague, con la colaboración de Toyota. El centenar de taxis son vehículos de pila de combustible Toyota Mirai, el primer vehículo de hidrógeno producido en serie del mundo, que solo emite vapor de agua.

100 taxis movidos por hidrógeno circularán por las calles de Copenhague

Así lo ha indicado el consejero delegado de Hydrogen Denmark, Tejs Laustsen Jensen:

«No cabe duda de que el sector del taxi es un vector clave de la transición verde. Están en marcha constantemente y recorren muchos kilómetros cada día, sobre todo en las grandes ciudades. Con el paso del diésel, más sucio, al hidrógeno limpio, se consigue el mismo funcionamiento y la misma movilidad flexible, pero sin las emisiones nocivas».

«Los numerosos taxis nuevos ayudarán a dar el empujón necesario al hidrógeno en las estaciones de servicio, un aspecto esencial para el desarrollo de la infraestructura. Por otra parte, los taxis son escaparates sobre ruedas de la tecnología verde de hidrógeno, un área en que la potente cadena de valor de proveedores daneses está entre las mejores del mundo».

Tras una de las licitaciones públicas de más envergadura de servicios de taxi en Dinamarca, la ciudad de Copenhague ha escogido a DRIVR para gestionar el denominado “servicio de taxi ad hoc” de toda el área metropolitana. Eso significa que, en el futuro, los clientes del servicio de taxi serán transportados en vehículos a base de hidrógeno sin emisiones.

Estas son las declaraciones del delegado de DRIVR, Haydar Shaiwandi:

«Estamos tremendamente orgullosos de que le hayan encomendado a DRIVR la importante tarea de ayudar al Ayuntamiento a que Copenhague sea más verde, y estamos muy agradecidos por la colaboración con Toyota, que nos ha permitido disponer de los muchos vehículos de hidrógeno Toyota Mirai necesarios».

Alar Metsson, CEO de Toyota Denmark ha indicado que Toyota ha proporcionado más de 100 vehículos de hidrógeno a DRIVR, observa en general un interés creciente en los vehículos de hidrógeno en el sector del taxi, y agradece la visión de futuro de DRIVR respecto a la movilidad.

«Estamos encantados de haber entregado los 100 primeros taxis de hidrógeno a DRIVR, y estamos listos para ofrecerles aún más en el futuro. De este modo, apoyamos su misión de convertirse en la compañía de taxi más ecológica de Dinamarca»

Los más de 100 taxis de hidrógeno de DRIVR se han puesto en circulación como parte de los proyectos europeos de hidrógeno para el transporte Hydrogen Mobility Europe 2 (H2ME2) —Movilidad de hidrógeno en Europa 2— y Zero Emission Fleet Vehicles For European Rollout (ZEFER) —Vehículos de flotas sin emisiones para despliegue europeo—, con el apoyo de The Hydrogen And Fuel Cell Joint Undertaking (FCH JU), donde están presentes tanto el Ayuntamiento de Copenhague como Toyota y el sector del hidrógeno.

El proyecto aspira a generalizar las alternativas a base de hidrógeno por toda la Unión Europea (UE) y ha contribuido al transporte de hidrógeno y la creación de estaciones de repostaje específicas en Dinamarca.

100 taxis movidos por hidrógeno circularán por las calles de Copenhague