Cabify quiere entrar en otras ciudades, pero la regulación se lo hace más difícil

La empresa de transporte Cabify quiere operar ahora en ciudades como Granada, Bilbao, Zaragoza y Mallorca.  Así lo indicó Mariano Silveyra, presidente de Cabify Europa.

Son ciudades pequeñas en las que el volumen de negocio y actividad no se acercan a ciudades como Madrid, Sevilla o Barcelona.

En Cabify indican que las cuatro ciudades darían un buen rendimiento a su compañía.

Granada

En el sur de España, Cabify tiene nuevas ciudades pendientes en las que entrar, y una de ellas es Granada.

La aplicación está disponible en otras regiones de Andalucía como Sevilla y Málaga.

El consistorio implantó unas normas de acceso a las zonas de Recogidas y Gran Vía, por lo que la operativa para Cabify se ve más complicada.

En un recurso interpuesto por UNAUTO contra la normativa, el juzgado de lo Contencioso Administrativo 5 de Granada amplió las medidas cautelares de suspensión de la instrucción del Ayuntamiento de Granada por la que los VTC han de pedir autorización para su circulación por carriles de acceso restringido del centro y el casco histórico.

Bilbao

La ciudad vizcaína está marcada en rojo en el mapa de Cabify.

El 17 de diciembre del pasado año el Gobierno Vasco aprobó el decreto por el cual regulaba las condiciones de prestación de servicios de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) y que establece la obligatoriedad de que sean contratados con un mínimo de treinta minutos de antelación.

Uber llegó a Bilbao en el momento en que se aprobaba la nueva normativa.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco decidió suspender cautelarmente la puesta en marcha del decreto que regula a estos vehículos y que entraba en vigor el 21 de diciembre.

Zaragoza

El pasado año Cabify se reunió con los taxistas para abordar una posible alianza, sin que se llegase a ningún acuerdo.

En Zaragoza se aprobó la normativa en la que se obliga a precontratar a los VTC con 15 minutos de antelación.

Mallorca

Baleares tiene en su contra un escaso número de licencias VTC disponibles, además del precedente de FreeNow que recientemente ha abandonado la isla tras un año de aventura.

La compañía que nació de la joint venture entre Daimler y Mercedes trabaja con una aplicación y un sistema de precontratación similar al de Cabify.

Cabify quiere entrar en otras ciudades, pero la regulación se lo hace más difícil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here