Demandan a Uber en Reino Unido por discriminación racial

Uber tendrá que responder a una demanda por el uso de la tecnología de reconocimiento facial en los controles de identidad de conductores y mensajeros en el Reino Unido, y los sindicatos que representan a los conductores dicen que los controles de identidad biométrica de la empresa discriminan a las personas de color.

La App Drivers & Couriers Union (ADCU) ha demandado a la empresa de transportes ante un tribunal laboral por “acoso relacionado con la raza, victimización y discriminación racial indirecta”. Esto sigue al despido de un conductor de Uber y un mensajero de Uber Eats debido a lo que Uber dice que fueron controles fallidos por su tecnología de reconocimiento facial.

«El año pasado, Uber hizo una gran publicidad de que era una empresa antirracista y desafió a todos los que toleran el racismo a eliminar la aplicación», dijo Yaseen Aslam, presidente de ADCU.

«Pero en lugar de erradicar el racismo, Uber lo ha incorporado a sus sistemas y, como resultado, los trabajadores se enfrentan a esta discriminación a diario».

En septiembre de 2020, el Tribunal de Magistrados de Westminster renovó la licencia de Uber para Londres, pero estableció la condición de que debe mantener los sistemas, procesos y procedimientos adecuados para confirmar que un conductor que usa la aplicación es una persona con licencia de Transport for London (TfL) y con permiso de Uber para usar la aplicación.

Esto siguió a un fallo del software que permitió que los conductores realizaran más de 14.000 viajes con suplantación de su identidad en la aplicación, lo que significa que esos viajes no estaban asegurados y, en algunos casos, los viajes se realizaron con conductores sin licencia.

Este mes de septiembre TfL a concedido a Uber un aplazamiento de dos meses para poder seguir operando en la capital del Reino Unido, después de haber denegado la solicitud automática de la licencia de transporte.

Controversia

Uber ha utilizado el software de reconocimiento facial en el Reino Unido desde abril de 2020, incorporando Face API de Microsoft.

Se puede solicitar a los conductores que proporcionen un selfie en tiempo real para verificar su identidad, que se compara con una imagen que ya está en la base de datos de Uber.

La ADCU dice que los conductores se enfrentan al despido si el sistema no hace coincidir el selfie con la foto de referencia almacenada.

También señaló las acciones de los proveedores de tecnología de reconocimiento facial. En junio de 2020, Microsoft retiró las ventas de su software de reconocimiento facial a los departamentos de policía de EE.UU. hasta que se establezca una regulación nacional que rija dichos sistemas. La compañía se unió a varias otras que implementaron interrupciones o prohibiciones, incluidas Amazon, IBM y Axon.

El sindicato ha lanzado una campaña de Crowdjustice para ayudar a financiar el caso y está representado por el bufete de abogados Bates Wells.

Un estudio de 2019 realizado por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de EE.UU. encontró que los algoritmos de reconocimiento facial identificaban erróneamente a las personas de color hasta 100 veces más frecuentemente que a las personas blancas.

Varias ciudades de EE.UU. se han movido para prohibir el software después de una serie de incidentes relacionados con el uso de la tecnología.

Demandan a Uber en Reino Unido por discriminación racial