Desprestigio al taxi: ¿Vale todo para recaudar en internet?

En la red hay aproximadamente 1.700 millones de páginas web y en España unos 2 millones de sitios.

En internet existen todo tipo de sitios, webs corporativas, blogs, de asociaciones, tiendas online, páginas de información, y así, un sin fin.

Muchas de estos sitios se autofinancian con publicidad exterior, ya sea a través de AdSense, Amazon Associates, Infolinks, Yahho Bing, Coobis, Awin, o cualquier otro.

Además de esta publicidad exterior, también existen los banners o links directamente pagados por el patrocinador.

Para que los motores de búsqueda de Google entiendan que un artículo es relevante, es decir, que tiene contenido interesante, será necesario que el texto cumpla unas directrices.

Podemos poner el ejemplo de que, si quiero incluir en un link la url de una empresa de transporte de VTC, el artículo obligatoriamente tendrá que tratar sobre el tema de transporte, de otra manera los buscadores no lo encontrar relevante.

El caso que nos ocupa corresponde a la web viajaryotraspasiones.com, que como su nombre indica, trata de viajes.  Pues bien, en este blog administrado por una tal Paula A, de Segovia, nos cuenta junto a su Andrea, las vivencias apasionadas de sus viajes.

En el artículo «Como ir del aeropuerto de Barcelona al centro» nos explican todos los medios de transporte posibles, el bus, bus nocturno, metro, lanzadera de la T1 a la T2, y también el Taxi y el vehículo privado.

Los links patrocinados que tiene son una url que enlaza a la web civitatis, donde ofertan unos precios de 37,50 en VTC hasta 3 plazas y de 60,00 euros en vehículo hasta 7 plazas.

El desprestigio al taxi

«…se te pueden añadir suplementos (cobro por maleta extra, festivo…). Aun así, te recomendamos que enseñes a tu taxista la dirección donde vas y le pidas un precio aproximado, para evitar sorpresas o posibles “tentaciones” de dar vueltas y vueltas…». Este es el texto que se puede leer cuando informan sobre el taxi de Barcelona.

Al final del artículo, «Entonces, cual es la mejor opción…?, la señorita Paula remata con:

«Si prefieres un servicio más personal y cómodo, elegiríamos el traslado privado, seguro. No somos muy amigos del taxi y, en este caso, menos aún: lo que menos nos apetece al bajar de un avión es tener que estar pendientes de lo que sube un taxímetro.»

Desde los servicios jurídicos de atención al consumidor, nos informan que emprenderán acciones legales, en principio por falta de datos en la política de privacidad, ya que no constan los datos completos del responsable de la web y otras deficiencias en el ámbito de protección de datos.

Desprestigio al taxi: ¿Vale todo para recaudar en internet?

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su dirección de correo electrónico aquí