El PSOE de Málaga pide ayudas urgentes para el sector del taxi

Jorge Quero, concejal del Ayuntamiento de Málaga, ha propuesto una serie de medidas urgentes para la reactivación del sector del taxi en el municipio de Málaga.

La propuesta más urgente, pasa por comenzar con el control para luchar contra la competencia desleal de los traslados considerados ilegales y contra el incumplimiento de la regla, un VTC por cada 30 taxis.

«Hay que poner coto a actividades ilegales que le dan la puntilla al sector. Estas VTC y los taxis piratas son denunciados en muchas ocasiones, pero son cada día más y están haciendo una competencia terrible, haciéndose pasar por profesionales del transporte de personas cuando en realidad no lo son».

De igual modo, ha apuntado que a los problemas del sector se suma que hay menos turistas en la ciudad.

«Las limitaciones en la movilidad y el confinamiento de núcleos urbanos han provocado una caída sin precedentes en el turismo de la Costa del Sol, las pernoctaciones han caído un 80 por ciento respecto al 2019».

«Si hablamos de viajeros, también hay una drástica caída del 73,8 por ciento, la ocupación hotelera queda en apenas 22,5 por ciento según los datos aportados por el INE», ha informado.

Por eso, el socialista defiende a través de una moción la creación de una línea de ayudas específicas para el sector del taxi.

De igual modo, el PSOE ha propuesto además la puesta en marcha de una campaña para el fomento y uso del taxi «como medio seguro frente al COVID-19, ya que permite viajar respetando la distancia, en cumplimiento de las recomendaciones sanitarias».

También, la implantación de aseos e infraestructuras en las zonas de espera y paradas para mantener las medidas higiénicas recomendadas contra el COVID-19.

Por su parte, la concejala Alicia Murillo ha manifestado que desde el grupo socialista consideran el taxi como una actividad esencial para la movilidad de los malagueños y sus visitantes.

«Sus trabajadores tienen vocación de servicio público, siempre han estado cuando la ciudadanía los hemos necesitado, no podemos olvidarnos de profesionales y sus familias que nunca nos han fallado, el Ayuntamiento de Málaga no puede dejar en caída libre a la gran familia que forman las mujeres y hombres del sector del taxi».

En este punto, Murillo ha recordado que las últimas medidas del gobierno andaluz han terminado de dar la puntilla al taxi, como a otros sectores de nuestra economía.

La restricción de la movilidad entre municipios, el cierre de toda actividad no esencial a las 18.00 horas, el toque de queda desde las 22.00 horas hasta las 07.00 horas y el cierre perimetral de toda la comunidad andaluza ha dejado a muchas familias del taxi a la última pregunta a final de mes.

«No podemos abandonarles porque la caída de la facturación en Málaga del sector durante el estado de alarma fue del 85 por ciento de media y alrededor del 90 por ciento en los meses de confinamiento».

A ello se suma que una licencia de taxi en Málaga trabaja una media de once horas diarias para facturar 38.000 euros para dejar en casa un salario medio de 21.000 euros anuales después de descontar los gastos de explotación, mantenimiento, seguros, neumáticos, impuestos.

«La caída de la facturación en el año 2020 recae directamente sobre el salario de los 1.800 trabajadores del taxi que operan las 1.431 licencias, de las cuales 16 se encuentran suspendidas de actividad por motivos económicos».

Noticias del taxi en Málaga

El PSOE de Málaga pide ayudas urgentes para el sector del taxi