El taxi de Córdoba, más mermado debido a las restricciones en el ocio nocturno

La decisión del Gobierno de prohibir el ocio nocturno y limitar el horario a los locales de restauración para frenar el coronavirus ha encontrado en los servicios de transporte una víctima más.

El taxi, muy mermado desde el inicio de la pandemia debido a las restricciones a la movilidad, está ante la perspectiva de un septiembre incierto.

Así lo explica Miguel Ruano, presidente de la Asociación Provincial de Trabajadores Autonómos del Taxi de Córdoba (Auttacor):

«El taxi llegó a caer un 86% en el periodo de marzo, abril y parte de mayo, para subir después del confinamiento a unas pérdidas del 50%, pero en las últimas semanas y tras esta decisión, han vuelto aumentar a casi el 75%».

Se trata de «daños colaterales» comprensibles para el portavoz del sector del taxi en la provincia, que reconoce como «necesario» el cierre de locales de ocio nocturno.

«El trabajo del taxi en el fin de semana estaba ya tocado, sin turismo, sin eventos, sin despedidas de solteros, sin bodas, sin comuniones, sin fiestas, sin ningún evento, pero sin bares de copas ni discotecas, no hay nada.

Quedaremos para las cuatro urgencias que pueda haber, pero no tiene sentido seguir en la calle».

Mínimo necesario

La única receta disponible para el taxi en estos momentos tan complicados parece ser la habitual, más horas en la calle.

«El problema del taxi se soluciona a base de horas, por desgracia para nosotros, e intentar sacar un mínimo necesario para mantener tu casa. No queda otra que salir por la mañana y no volver hasta ya entrada la noche».

Un incremento en la jornada laboral que, ante la imposibilidad de reducir la flota de 509 taxis que operan en la capital, ha suscitado un acuerdo con el Ayuntamiento para regular el sector y que sólo opere media flota durante cada una de las quincenas de agosto.

Mientras tanto, el sector seguirá reclamando ayudas a las diferentes instituciones, aunque desde la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba no se han producido movimientos.

Aunque las peticiones se dirigen principalmente al Gobierno en Madrid, al que reclaman «más facilidades» a las ayudas por cese de actividad.

«Las ayudas a autónomos, aún con una cuantía menor, habrían venido muy bien», apunta Ruano. Además, demandan una exoneración de la cuota de autónomos y la exención o suspensión del pago de IRPF.

Contenido protegido con copyright excepto para los clientes abonados a Todotaxi y según los términos de su contrato.

El taxi de Córdoba, más mermado debido a las restricciones

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su dirección de correo electrónico aquí