Golpe a Uber y Lyft en California: La prueba ABC de los trabajadores es retroactiva

La prueba ABC de California que controla si los trabajadores son falsos autónomos se aplica retroactivamente. Así lo ha dictaminado la Corte Suprema del estado de California el jueves en una decisión que podría poner contra las cuerdas a Uber, Lyft y otras compañías de este tipo que explotan a sus trabajadores.

La prueba ABC se emitió en una decisión de abril de 2018 llamada Dynamex que decía que los trabajadores deben ser considerados empleados a menos que trabajen sin el control de la empresa contratante, realicen trabajos fuera del habitual de la entidad contratante y tengan otro tipo de negocio independiente que realice ese trabajo.

Tani Cantil-Sakauye, presidenta del Tribunal Supremo, informó de lo que fue una decisión unánime. El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito en mayo de 2019 había dicho que Dynamex debería ser retroactivo.

“Las preocupaciones sobre políticas públicas y equidad, como proteger a los trabajadores y beneficiar a las empresas que cumplen con las obligaciones de la orden salarial, favorecen la aplicación retroactiva de Dynamex”.

La decisión de Dynamex respalda la ley AB5 de California, que codificó la prueba ABC al tiempo que eximía a numerosas profesiones y amplía su alcance más allá de las órdenes salariales.

Uber, Lyft, DoorDash y otras empresas de este tipo clasifican a los trabajadores como autónomos en lugar de empleados, diciendo que confían en la flexibilidad de ese modelo.

Hacerlo también les ahorra millones de dólares en beneficios, una nómina, horas extras, Seguros Sociales, baja por enfermedad, seguro de accidentes laborales y otros gastos.

Estas empresas predadoras se gastaron 220 millones de dólares en publicidad para que los votantes aprobaran la Proposición 22 de noviembre, que mantiene a sus trabajadores como autónomos y los exime de la Ley AB5 a partir de su adopción a mediados de diciembre.

O dicho de otra manera, Uber, Lyft y compañía son quienes promulgan las leyes, y el Estado debe acatarlas.  Los sindicatos recurrieron esta semana la Proposición 22 para revocarla.

La Prop. 22 no protege a las empresas de forma retroactiva. Se enfrentan a una serie de demandas por clasificación de empleo, tanto de agencias gubernamentales como de sus propios trabajadores.

La sentencia de la Corte Suprema significa que si las compañías pierden esos casos, podrían enfrentarse a sanciones mucho más grandes, ya que podrían ser considerados responsables de las acciones antes de que Dynamex entrara en vigor en abril de 2018.

El fiscal general de California y tres fiscales de la ciudad demandaron a Uber y Lyft en mayo. El comisionado laboral de California demandó a las dos empresas de transporte en agosto, diciendo que cometieron robo de salarios al clasificar a los conductores como autónomos. Varios conductores se han unido en demandas por clasificación contra Uber, Lyft y otras compañías.

Estas compañías no tendrán suerte”, dijo Bob Eassa, socio de Duane Morris, un bufete de abogados de San Francisco. “Para cualquier caso que esté pendiente, la prueba que se aplicará a ellos será Dynamex y se remontará hasta donde lo permita el estatuto de limitaciones”, generalmente tres o cuatro años, dependiendo del código de comercio aplicable.

«A pesar de que Uber y Lyft gastaron cantidades récord de dinero para reescribir la ley en beneficio propio, no pueden cambiar el hecho de que estuvieron violando la ley durante años antes de la Proposición 22 al no clasificar a sus conductores como empleados», dijo John Coté, un portavoz del fiscal de la ciudad de San Francisco, Dennis Herrera, quien es uno de los que se unió a la demanda del fiscal general de California contra las empresas de transporte. «Esta decisión refuerza la posición que hemos mantenido en todo momento».

Shannon Liss-Riordan, una abogada de Boston que ha presentado demandas por clasificación de los trabajadores como autónomos en nombre de los conductores, dijo que la decisión debería ayudar a los trabajadores de California a buscar la reparación del daño por los salarios no satisfechos desde antes de abril de 2018. Tiene demandas y arbitrajes pendientes contra Uber, Lyft, Grubhub, DoorDash, Postmates, Instacart, Shipt y Amazon.

El tribunal «enfatizó que esta prueba estricta era necesaria porque el estándar anterior más flexible … había llevado a resultados inconsistentes que no protegían adecuadamente a los trabajadores», dijo en un correo electrónico. «Esta decisión es una acusación adicional de la Proposición 22.»


La guerra contra Uber por los derechos de los trabajadores en California, aún no ha terminado

 

La guerra contra Uber por los derechos de los trabajadores en California, aún no ha terminado

 


Golpe a Uber y Lyft en California