La Audiencia Nacional avala las matrículas traseras azules para taxis y VTC

La Audiencia Nacional ha avalado la Orden Ministerial que obliga a los taxis y vehículos VTC autorizados a contar con una matrícula trasera de color azul para identificarse, al considerar la «bondad» de esta medida, que fue adoptada para reducir el intrusismo y la piratería en el sector.

En la sentencia, notificada este viernes, la sala de lo Contencioso-Administrativo rechaza el recurso de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, que en su escrito la calificaba de «despropósito» y decía que la creación de una nueva categoría de matrículas debía haberse introducido a través de un real decreto del Consejo de Ministros.

Para los recurrentes, la medida podría haber tenido «algún sentido» en base a su redacción original, «cuando lo que se preveía era que ambas matrículas -la delantera y la trasera- fueran azules»; sin embargo, en el texto definitivo, sólo se estableció dicha obligación respecto de la trasera.

«¿Acaso tendrá el usuario que dar la vuelta al coche para comprobarlo? ¿Por qué deberían saber que la matrícula azul es signo de confianza?», se preguntaba la Federación Profesional del Taxi de Madrid, que defendía que la Orden Ministerial infringía los principios de proporcionalidad, y recordaba que las Comunidades Autónomas ya habían establecido una serie de distintivos.

Alegatos que fueron rechazados tanto por la organización mayoritaria del sector, Fedetaxi, y la patronal de las VTC, Unauto, como por el Abogado del Estado, que aseguraba que el cambio sólo buscaba diferenciar a los colectivos de transporte público de viajeros de aquellos que no son «verdaderos profesionales».

Ahora los magistrados descartan cualquier posible irregularidad, e insisten en que la modificación sólo afecta al color en determinados casos, pero no a la matrícula «que es la misma que la del resto de vehículos».

Además, niegan que dé lugar a una posible confusión entre taxis y VTC, ya que ambos son fácilmente diferenciables por «otros muchos elementos que no impiden que la matrícula trasera sea del mismo color».

Antes de la entrada en vigor de la Orden, subraya la sala, los dos «compartían la misma clase de matrícula (como todo el resto de vehículos que no están obligados a llevar matrículas especiales), por lo que si entonces no había ninguna confusión, menos aún puede haberla» en la actualidad.

Y añade: «de todos modos, la prohibición de contactar VTC sin contratación previa (…) justifica que la matrícula delantera no sea azul», y es que, de serlo, «sería muy fácil reclamar sus servicios al verlos llegar de frente».

De todo ello, deducen que la medida es proporcionada y está lo suficientemente amparada por la normativa aplicable.

La Audiencia Nacional avala las matrículas traseras azules para taxis y VTC