La CASS asegura que el servicio de taxi en Andorra para radioterapia funciona según lo previsto

La Caixa Andorrana de la Seguretat Social (CASS) no ha recibido ninguna queja de los taxistas que realizan traslados de enfermos de cáncer para hacer radioterapia en Barcelona y Toulouse. La entidad admite que el Govern les informó de las demandas del colectivo porque los viajes no les salían a cuenta, pero asegura que ninguno de los conductores convencionales se ha dado de baja.

«El servicio de taxis para el traslado de enfermos de cáncer para su tratamiento desde Andorra a Barcelona y Toulouse funciona con normalidad». Así lo ha asegurado la presidenta del Consejo de Administración de la CASS, Montserrat Capdevila, que recuerda que hay unos cuarenta taxistas que tienen firmado individualmente el convenio y ninguno se ha dado de baja.

Los traslados de enfermos de cáncer subvencionados por la CASS se iniciaron en 2020. Este año, los taxistas cobrarán 206 euros por viaje de ida y vuelta después del aumento de 6 euros aprobado por el Govern. Sin embargo, los profesionales defienden que este incremento no compensa el aumento desmedido del precio de los carburantes.