La Fiscalía de Tarragona pide once años de prisión por apuñalar a un taxista

El fiscal de la Audiencia Provincial de Tarragona solicita diez años de prisión para un hombre por un delito de tentativa de asesinato y un año y medio más por atentado a agentes de la autoridad, con la circunstancia atenuante de trastorno mental.

El acusado disfrutaba de un permiso en un centro de salud mental, subió a un taxi y apuñaló en repetidas ocasiones al taxista.

Los próximos días 30 y 31 de marzo y 1 de abril se celebrará el juicio

El escrito de acusación del Ministerio Público recoge que sobre las 02:30 del 1 de abril de 2018 el acusado llegó a la estación de autobuses.

Se acercó a la parada de taxis y solicitó a uno de los conductores un servicio para desplazarse a Salou, aún sin disponer de dinero para hacer frente al pago.

El procesado subió a la parte trasera del taxi.

En un momento dado, cuando se encontraban en la rotonda de acceso a la autovía A-7, dirección Cambrils, el conductor le indicó que se pusiera el cinturón de seguridad.

El procesado contestó: «¿A sí?». Sacó un cuchillo de cocina de 32 centímetros de largo y 20 de hoja.

Y, sin que el conductor pudiera advertir del riesgo, lo atacó por la espalda con el propósito de acabar con su vida.

Lo apuñaló en repetidas ocasiones en el pecho, introduciendo el cuchillo en la zona pectoral en la primera de las ocasiones.

Le continuó asestando puñaladas en la zona del tronco y brazos, por lo que el taxista finalmente soltó el volante.

Como consecuencia de la agresión, el taxista perdió el control del vehículo y colisionó con la valla de protección de la vía. Una vez detenido, el acusado abandonó el vehículo, cogió su mochila y dejó abandonado el cuchillo.


Más noticias del taxi en Tarragona

La Fiscalía de Tarragona pide once años de prisión por apuñalar a un taxista

1 Comentario

  1. El procesado, mientras disfrutaba de un permiso en un centro de salud mental, subió a un taxi y apuñaló en repetidas ocasiones al conductor. El juicio está previsto del 13 al 15 de julio en la Sección Segunda de la Audiencia de Tarragona después que se suspendiera la vista oral prevista para finales de marzo.

    El Ministerio Público recoge que sobre las dos de la madrugada del 1 de abril de 2018 el sospechoso salió de un domicilio de Reus y media hora más tarde llegó a la estación de autobuses. Se acercó a la parada de taxis y solicitó a uno de los conductores un servicio para desplazarse a Salou.

Comments are closed.