Los conductores de Uber en Australia deberán pagar los impuestos GST

Uber ha perdido una demanda judicial contra la Oficina de Impuestos de Australia que obligará a los conductores a registrarse para pagar el impuesto sobre bienes y servicios.

El fallo podría tener amplias implicaciones para los conductores de Uber que ahora necesitarán registrarse para GST, y si no se cuestiona, le dará a la oficina de impuestos una visión mucho mayor sobre las prácticas fiscales de la compañía.

Es este contexto, el juez John Griffiths descubrió que Uber podría ser designado como un servicio de taxi, a pesar de que el software y el servicio que ofrecía «tal vez no se conocían en el momento» en que se creó la ley GST.

“Acepto la afirmación del comisionado [de la oficina de impuestos] de que el significado ordinario de la palabra ‘taxi’ es un vehículo disponible para ser contratado por el público y que transporta a un pasajero en su dirección para el pago de una tarifa que a menudo, pero no siempre, se calculará por referencia a un taxímetro”, argumentó Griffiths.

La oficina de impuestos ha anunciado previamente que lanzará una ofensiva contra servicios como Uber para garantizar que ellos y sus conductores estén pagando impuestos.

Los conductores de Uber en Australia deberán pagar los impuestos GST