Los taxistas de Pollença y Alcúdia sufren pérdidas de un 90 %

La situación económica provocada por el coronavirus ha sido muy acusada en el sector del taxi.

Es el caso de los taxistas de Part Forana para los que la temporada ha sido muy mala, al ver reducida su actividad drásticamente.

La parada de taxis del Port d’Alcúdia es, en un año normal, uno de los puntos con mayor actividad de la Isla. En la zona se podían realizar más de 100 servicios cada hora en las franjas horarias más activas. Este sábado apenas había movimiento y más de media docena de vehículos esperaban bajo la marquesina.

La caída de la facturación

En general, los taxistas de Pollença y Alcúdia cifran su actividad actual en el 10% de la del año pasado. Los taxistas de esta zona decidieron al inicio de la temporada establecer turnos para que solo la mitad de la flota estuviera en la calle al mismo tiempo y se pudiera repartir mejor la escasa actividad.

«De la crisis del 2008 ni nos enteramos, los últimos años han sido buenísimos, con muchísimo trabajo».

El bajón ha sido muy acusado en las últimas semanas. Si bien el mes de julio fue un mes flojo, pero aún con cierta actividad, agosto ha sido un mes muy malo.

En el Port de Pollença no se ha establecido ningún sistema de turnos en la flota de taxis.

Los taxistas califican la temporada como «desastrosa». A la bajada general de actividad se une además la caída de puestos de trabajo para los conductores contratados. Muchos taxistas contratan chóferes para el horario nocturno durante la temporada alta. Este año su número ha descendido hasta en más del 90 %.

Contenido protegido con copyright excepto para los clientes abonados a Todotaxi y según los términos de su contrato.

Los taxistas de Pollença y Alcúdia sufren pérdidas de un 90 %

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su dirección de correo electrónico aquí