Se acabó: El sector del taxi en Nueva York llega a su punto final

Los taxistas en la ciudad de Nueva York dicen que están llegando a su punto final, ya que la pandemia COVID-19 ha tenido un efecto catastrófico en el sector.

Con muchos conductores aún ahogados por la crisis de las licencias (medallón), y la devastadora entrada de Uber, Lyft y Via, la pandemia no solo ha matado a más de 60 conductores y ha contagiado a muchos otros, sino que su impacto económico ha sido severo, y la Comisión de Taxi y Limusina informó que los viajes cayeron hasta un 84 por ciento sus días previos al virus.

«Hemos terminado, hemos sido destruidos», dijo Mouhamadou Aliyu, un taxista de la ciudad.

Si bien hubo un ligero aumento en los viajes en taxi en junio, todavía han disminuido en más del 70 por ciento en comparación con antes de la pandemia.

Los que más sufren son conductores como Mouhamadou, propietario de una licencia de taxi amarillo de la Comisión de Taxis y Limusinas de la ciudad, y aún debe más de 600.000 dólares al banco.

Desai dice que la ciudad debería intervenir en nombre de los propietarios de las licencias y alentar a los bancos a reducir la deuda.

En una declaración a FOX 5 NY, la Comisión de Taxi y Limusina dijo:

«La mayoría de los prestamistas, con la excepción de PenFed, están trabajando con sus prestatarios y el TLC y nuestro Centro de Recursos para Conductores han tenido éxito en ayudar a los Propietarios a alcanzar mejores condiciones de endeudamiento».

El alcalde De Blasio ha dicho que la ciudad no tiene los medios financieros para rescatar a los taxistas, pero reiteró su creencia de que el gobierno federal debería intervenir para ayudar.

Se acabó: El sector del taxi en Nueva York llega a su punto final