Taxis con desfibriladores podrán atender paradas cardiorrespiratorias

50 taxis con desfibriladores podrán atender rápidamente cualquier paro cardiorrespiratorio en el área metropolitana de Barcelona. Son vehículos que forman parte de una prueba piloto. En una primera fase se incorporarán los equipos en 30 vehículos y después en los 20 restantes.

En caso de urgencia, la geolocalización hecha por el Servei d’Emergències Mèdiques (SEM) permitirá conocer la ubicación más cercana de un taxi «cardioprotegido» para que pueda desplazarse e intervenir en la atención médica. Los taxistas voluntarios han recibido una formación en primeros auxilios (SVB) y reanimación impartida por Cruz Roja.

A través de la geolocalización llegará lo más cercano

El secretario de SOS Taxi, Iban Sesma, ha destacado que se trata de una iniciativa social del colectivo en la que trabajan desde hace tres años. Además, añadió que los taxistas tienen ventajas porque pueden aportar reacción de respuesta y movilidad inmediata y también disponen de carriles de circulación especiales por los que transitan.

El proyecto, impulsado por la Fundació Barcelona Salut y SOS Taxi, se ha puesto en marcha este julio en una prueba que durará entre 18 y 24 meses.

Los vehículos llevarán el distintivo de cardioprotección a las puertas laterales para ser identificados. La multinacional Huawei colabora también en este proyecto a través de aplicaciones de teléfonos móviles que permiten al usuario un control puntual de los principales indicadores de salud cardiovascular.

La concejala de movilidad, Laia Bonet, ha declarado que esta prueba piloto es un paso más para que «la Barcelona metropolitana sea cardioprotegida». El proyecto se extenderá posteriormente a más taxis de ésta y de otras ciudades del Estado español.

Por eso, se ha creado una comisión de seguimiento que valorará periódicamente las actuaciones en las que se ha intervenido y propondrá las mejoras necesarias.