Uber es multada con 59 millones de dólares por no responder sobre las agresiones sexuales

Uber tiene 30 días para pagar una multa de 59 millones de dólares a la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC) por no responder a las preguntas del regulador sobre un informe de seguridad condenatorio publicado por la compañía en diciembre de 2019.

Si Uber no paga y responde las preguntas pendientes, la CPUC podría suspender la licencia de la empresa para operar en el estado de California, dictaminó el lunes un juez de derecho administrativo.

Es el último acontecimiento en la larga historia de problemas de violencia y agresión de Uber entre sus conductores y pasajeros, problemas que también comparte el competidor Lyft.

El informe, que la propia Uber calificó como «discordante» en ese momento, detalla miles de agresiones sexuales en EE.UU. que ocurrieron en 2017 y 2018 durante los viajes realizados por la empresa de transporte.

Si bien el informe de 84 páginas incluía una buena cantidad de datos en conjunto, la CPUC quería saber más poco después de su lanzamiento, especialmente porque Uber admitió en la letra pequeña que el informe no «evaluó ni tomó ninguna posición sobre si alguno de los incidentes reportados realmente ocurrieron».

La CPUC tiene autoridad reguladora sobre las empresas de transporte en el estado y regularmente investiga las quejas en su contra.

Entonces, realizó a Uber una serie de preguntas sobre quién fue el autor del informe y también le pidió a Uber detalles específicos sobre cada incidente de asalto.

Uber nunca respondió a las preguntas, alegando que una mayor divulgación presentaría un riesgo de privacidad tanto para los sobrevivientes de la agresión como para sus empleados.

En enero de 2020, un juez denegó la solicitud de la compañía de evitar responder y Uber respondió a su manera.

En el fallo, el juez describió esos esfuerzos como poco más que «obstáculos legales engañosos» destinados a «frustrar la capacidad de la Comisión para recopilar información» sobre si Uber está operando de manera segura.

Sin embargo, sí dijeron que Uber puede usar “un código o algún otro significante en lugar del nombre de la víctima” cuando finalmente responde a las preguntas de la CPUC.

El juez llegó a la cifra de 59 millones imponiendo una multa de 7.500 dólares por cada vez que Uber se negó a responder cada pregunta durante el proceso.

“Uber es una empresa de miles de millones de dólares que puede permitirse pagar fácilmente…, incluso durante una pandemia en la que el número de pasajeros sin duda ha disminuido”, escribió el juez.

Uber es multada con 59 millones de dólares por no responder sobre las agresiones sexuales