Uber y Lyft evaden impuestos en Canadá por un total de 217 millones al año

Las empresas de transportes Uber y Lyft logran evitar pagar millones de dólares en impuestos anualmente en Canadá como hacen en otros países.

Según la Organización Canadiense por la Equidad Fiscal, las dos empresas de San Francisco tienen a sus conductores calificados como autónomos en vez de como empleados.

Así, en todo Canadá, a excepción de Quebec, Uber y Lyft se salvan de un pago de aproximadamente 217 millones de dólares en impuestos, ya que colocan la responsabilidad de recaudar estos impuestos a sus conductores, ha dicho la organización que aboga por políticas fiscales justas y progresivas.

«Sin embargo, Uber y Lyft deberían cobrar el precio total, incluido el impuesto a las ventas», dijo el economista doctoral D.T. Cochrane, autor del informe.

«No hay ninguna razón por la que no puedan remitir el impuesto a la CRA en lugar de poner la responsabilidad en los conductores», agregó el economista.

El informe también sostiene que, dado que estas empresas afirman operar en mercados digitales en lugar de servicios de transporte, el gobierno federal debería asegurarse de que Uber y Lyft estén sujetos a su impuesto planificado del 3% sobre los servicios digitales, que generaría alrededor de 60 millones de dólares por año.

“Uber y Lyft dependen de la infraestructura pública. Al aplicar el impuesto sobre los servicios digitales a sus ingresos, el gobierno se asegurará de que contribuyan al coste de esta infraestructura”, dijo Cochrane.

Economist pide a los gobiernos de Canadá que sometan a estas empresas a las mismas normas regulatorias y de seguridad que otras empresas de transporte y taxis, y que detengan las iniciativas para contratar y comprar servicios de transporte público a través de Uber, Lyft.

Según el doctor en economía, se debería exigir a Uber, Lyft y todas las grandes multinacionales que operan en Canadá que divulguen públicamente sus estados financieros, incluidos los ingresos, las ganancias y los impuestos pagados país por país.

Y, por último, que Uber, Lyft y otras empresas multinacionales de viajes paguen la parte que les corresponde del impuesto corporativo, incluida su sujeción al impuesto sobre servicios digitales planificado.

Uber y Lyft evaden impuestos en Canadá por un total de 217 millones al año