Un tribunal brasileño ordena cerrar la aplicación de Uber en todo el país

El juez Roberto Luiz Corcioli Filho, del Tribunal de Justicia del Estado de Sao Paulo (Brasil), ordenó a Uber que detuviera sus actividades en Brasil, agregando otro país a la lista donde este servicio de transporte se enfrenta obstáculos legales.

Corcioli Filho dió la razón al sindicato de taxistas y estableció una multa de 100.000 reales (34.000 dólares) por día, a un máximo de 5 millones de reales, si Uber viola la orden de prohibión de operar.

«La compañía está proporcionando un servicio clandestino», escribió el juez en el fallo. El sindicato de taxis había dicho que proporcionar viajes bajo demanda en el país es un derecho exclusivo de los conductores con una licencia para ese propósito, que Uber y su personal no tienen.

«Miles de taxistas profesionales se ven perjudicados diariamente por la vertiginosa expansión de la compañía», escribió Corcioli Filho.

A Uber se le prohibió operar en Portugal el después de reclamar que sus conductores deberían tener los mismos permisos requeridos a los taxistas.

La compañía con sede en San Francisco también enfrenta restricciones legales en países como Alemania, España, Francia y los Países Bajos.

Uber comenzó a operar en Brasil en mayo de 2014 y había prestado servicios en Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia y Belo Horizonte.

Corcioli Filho ordenó a Google Inc., Apple Inc., Microsoft Corp. y Samsung Electronics Co. suspender las descargas para los usuarios brasileños de la aplicación de Uber de sus tiendas online y bloquearla de forma remota en los teléfonos móviles que ya la han instalado.

Más noticias del taxi en Brasil

Un tribunal brasileño ordena cerrar la aplicación de Uber en todo el país