Los taxis de Langreo reducen su flota a una cuarta parte

El Ayuntamiento de Langreo ha decidido reducir en un 75% los servicios de taxi en el municipio como consecuencia de la gran caída de trabajo en el sector producida por la emergencia sanitaria y las restricciones de movilidad derivadas de ella.

Esta medida se recoge en una resolución de la Alcaldía, que responde a una demanda que las organizaciones locales del sector habían trasladado al Consistorio en sendos escritos, fechados los días 11 y 17 de este mes de noviembre.

Las condiciones para mantener en calidad de servicios mínimos el 25% de la actividad habitual también se establecen de acuerdo con una propuesta de los representantes del sector.

Para ajustar la actividad a esos criterios provisionales se han tomado diversas decisiones que se han detallado. Por una parte, se interrumpen los descansos semanales.

Además, los taxis trabajarán en días alternos (en días pares aquellos cuyo número de licencia también sea par y en días impares el resto).

Se mantienen las guardias en domingo y días festivos

En cuanto a los servicios nocturnos, tampoco habrá variación: seguirán corriendo a cargo de las licencias que habitualmente los realizan.

Las nuevas condiciones se mantendrán mientras duren las limitaciones a la movilidad y el toque de queda.

Cuando dejen de estar en vigor, el Ayuntamiento, de acuerdo con las organizaciones del sector del taxi, valorará la situación para publicar otro decreto ajustado a esa nueva situación.

El concejo de Langreo, junto a Laviana y San Martín del Rey Aurelio, también se ha visto afectados por los confinamientos perimetrales adoptados por el Principado debido a la alta tasa de incidencia del coronavirus.

Los tres municipios del Nalón se sumaron el pasado sábado a Oviedo, Gijón y Avilés, que fueron los tres primeros municipios cerrados perimetralmente.

Paralelamente, el Ayuntamiento de Langreo está ya tramitando la concesión de las ayudas municipales a los comercios y establecimientos hosteleros que se han visto afectados económicamente por cierres derivados de la pandemia de coronavirus.

Los taxis de Langreo reducen su flota a una cuarta parte