Cae aún más la facturación del taxi de Pamplona por el cierre nocturno

Las restricciones al ocio nocturno que entraron ayer en vigor en toda Navarra han acabado por poner fin al taxi en la Comarca de Pamplona, ya que la noche pamplonesa ha venido siendo históricamente una importante fuente de ingresos.

La nueva medida implantada desde ayer mismo deja ya noqueado a un sector que desde que comenzó la pandemia en marzo, se ha visto seriamente perjudicado. En cinco meses, las cifras han caído un 55%, y no parece que vayan a mejorar.

El servicio del taxi, que funciona principalmente de día, se nutre también de la noche, y muy especialmente del ocio.

Bodas, conciertos, fiestas de barrios y pueblos, celebraciones y cualquier evento suponen para este sector una importante fuente de ingresos que ahora se ha visto seriamente mermada, porque todo ello se ha suspendido.

No hay ocio y, ahora, tampoco habrá noche:

«Para muchos taxistas, una parte importante de su facturación venía hasta ahora de las noches del viernes y el sábado y un poco el domingo, pero, claro, si ya no hay ocio esto se viene abajo».

Más noticias del sector del taxi en Pamplona

Cae aún más la facturación del taxi de Pamplona por el cierre nocturno