Caso Uber: Los taxistas de Australia demandan al gobierno por 15.000 millones

Casi un millar de taxistas propietarios de licencias en Queensland han presentado una demanda contra el gobierno estatal por hasta 15.000 millones de dólares, debido a las pérdidas de valor de sus licencias, por la irrupción ilegal de Uber en el mercado.

El caso de los propietarios de taxis se basa en parte en una afirmación de que el gobierno dijo que no cambiaría la regulación existente de la industria.

Si los titulares de la licencia tienen éxito, la responsabilidad para el gobierno podría ser significativa.

El valor total de la reclamación no se ha esbozado, pero la pérdida combinada en el valor de las licencias en el estado se estima en alrededor de 15.000 millones de dólares.

Implicaciones para otros estados

El gobierno de Queensland anunció un paquete de asistencia de 100 millones para los propietarios de licencias de taxis en 2016 cuando introdujo las reformas que legalizan el viaje compartido.

Pero con los pagos limitados a 20.000 por licencia antes de impuestos, limitados a un total de dos licencias, independientemente de cuántas se tengan, el sector del taxi afirmó que estas indemnizaciones no se acercan ni por asomo a una compensación adecuada.

«Nuestra posición ha sido que el gobierno de Queensland debería volver a comprar ese activo», dijo Davies, presidente de la Asociación Australiana de la Industria del Taxi.

«Después de haberles vendido esas licencias de taxi por literalmente cientos de miles de dólares, deberían haber comprado esos activos antes de dañarlos».

NSW y Australia del Sur también han brindado apoyo a los titulares de licencias financiados en parte por un impuesto introducido en todos los grupos de taxis y viajes compartidos. Pero de manera similar no tenían como objetivo prever las pérdidas reales incurridas.

En contraste, Victoria y Australia Occidental introdujeron un esquema de recompra.

Las cantidades disponibles en WA ofrecieron a los tenedores cantidades que se acercaban más al valor de mercado de las licencias antes de la entrada de Uber, pero el esquema victoriano se redujo notablemente, según el Sr. Davies.

El Parlamento de Nueva Gales del Sur ha prometido tomar más medidas para apoyar a los licenciatarios en ese estado.

El vicepresidente ejecutivo del Consejo de Taxi de NSW, Nick Abrahim, dijo que el caso de Queensland podría tener ramificaciones para el sector.

«Estamos observando ese caso muy de cerca para ver qué sucede», dijo Abrahim. «Pero dicho esto, nuestra prioridad es trabajar con el gobierno de Nueva Gales del Sur».

Los titulares de licencias de varios estados también forman parte de una demanda colectiva contra Uber iniciada a principios de este año. Reclaman las pérdidas sufridas mientras la compañía de transporte operaba ilegalmente.


Relacionado

Los taxistas de Australia protestan contra Uber en Queensland

Caso Uber: Los taxistas de Australia demandan al gobierno por 15.000 millones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here