Castilla-La Mancha plantea imponer 15 minutos de precontratación a Uber y Cabify

La Junta de Castilla-La Mancha va a regular a los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC), como son Uber y Cabify.

Según ha explicado la Consejería de Fomento a Todo Taxi, lo hará modificando expresamente la Ley de Ordenación del Transporte de Personas, añadiendo un artículo exclusivo para los «servicios de transporte de personas viajeras en vehículos de turismo mediante el arrendamiento de vehículos con conductor». La Consejería de Fomento tiene ya su texto preparado y acaba de sacar el borrador a información pública.

Una de las limitaciones que plantea la Junta para ordenar estos servicios es la de los 15 minutos de precontratación. La modificación que plantea Fomento indica que «a los efectos de garantizar el cumplimiento de las condiciones de prestación del servicio y, en particular, de la precontratación del servicio, debe transcurrir un intervalo de tiempo mínimo de 15 minutos, entre la contratación y la prestación efectiva del servicio».

Esta medida ya la han adoptado otras comunidades autónomas como Catalunya o la Comunidad Valenciana. En el caso de Castilla-La Mancha, la Junta da también margen a las entidades locales para que puedan «establecer o modificar las condiciones de explotación del servicio, en relación con los servicios que discurran íntegramente dentro de su ámbito territorial».

Además de los quince minutos de precontratación, la consejería añade la prohibición de circular por las vías públicas en busca de clientes y captar viajeros que no hubieran contratado previamente el servicio. Esto implica que los vehículos de Uber y Cabify, deberán de permanecer en la base y salir ha hacer el servicio cuando sean requeridos por los clientes.

Además, se prohíbe expresamente la geolocalización de los usuarios con carácter previo a su contratación y portar la identificación de vehículo habilitado con licencia en la Comunidad.

Castilla-La Mancha plantea imponer 15 minutos de precontratación a Uber y Cabify