China tiene previsto privatizar una parte de Didi



El Gobierno de China tiene intención de quedarse con unas participaciones de la empresa de transportes Didi, y hacerse así con el control de la compañía.

El Gobierno municipal de Pekín propone una inversión en la tecnológica a través de la empresa de transportes Shouqi Group, participada por el Estado, según revelaron fuentes conocedoras de la operación a Bloomberg.

La propuesta incluiría una posición de control con poder de veto en la toma de ciertas decisiones, así como un asiento en la junta directiva de la cúpula de Didi.

La presión gubernamental china sobre Didi viene a raíz del debut de la compañía en Wall Street, a finales de junio. El Gobierno chino entendió la salida a bolsa de la compañía como un desafío a las autoridades.

La Administración del Ciberespacio china llegó a suspender la aplicación de Didi y activó la prohibición para el registro de nuevos usuarios tras su estreno bursátil en Nueva York, al entender que el volumen de datos de ciudadanos chinos que maneja la compañía es muy elevado.

La entrada en el paquete accionarial de Didi, que ya cuenta con participaciones de Uber y del gigante tecnológico japonés Softbank, respondería además a la tendencia de los gobiernos locales chinos para reestructurar las empresas locales.

Didi se enfrenta a inspecciones y una posible multa

Además de las restricciones de la Agencia del Ciberespacio, en julio las autoridades iniciaron una inspección de las oficinas centrales de la plataforma fundada por Cheng Wei.

Otra de las alternativas barajadas sería la aplicación de una multa que podría superar los 2.800 millones de dólares que pagó Alibaba en 2015, según avanzó Bloomberg.

Entregar la ingente cantidad de datos a una compañía neutral o incluso la exclusión de la Bolsa de Nueva York también entran dentro de los posibles planes del Ejecutivo.

Las últimas presiones por parte de los reguladores chinos llegaron esta misma semana.

El Ministerio de Transportes puso el foco sobre Didi y varias compañías de movilidad, entre ellas T3 y Meituan, a las que advirtió de su “comportamiento ilegal”.

“Se requiere que estas plataformas salvaguarden las órdenes de competencia leal del mercado y creen un entorno sólido para el desarrollo saludable de la industria”, explicó el Ministerio en un comunicado recogido por CNBC.

Y es que, si bien Didi es la empresa sobre la que China ha estrechado el cerco, la presión se extiende a las firmas tecnológicas, especialmente aquellas que coticen en Wall Street.

Además del ‘Uber chino’, las autoridades también activaron sendas restricciones a las compañías del grupo Full Truck Alliance, uno de los mayores conglomerados asiáticos de transporte.

China tiene previsto privatizar una parte de Didi