Después del Decreto Ley de los VTC en Barcelona ¿Qué viene ahora?




Tras 8 años de intensa lucha en las calles y en los despachos, los taxistas han ganado el pulso a los VTC en Barcelona, -las plataformas disruptivas de los Vehículos de Transporte con Conductor-, y esto, a pesar de muchos prever que era la lucha perdida de David contra Goliat.

El martes 5 de julio la Generalitat de Catalunya apróbó el Decreto Ley que regula el transporte de personas en todo el territorio catalán y el día 20 del mismo mes, quedó convalidado en el Parlament de Catalunya con los votos a favor de todos los grupos políticos excepto -como era de esperar- del Partido Popular (PP), Ciudadanos (Cs) y la ultraderecha de Vox.

El Decreto de los VTC en Barcelona salió adelante gracias a la implicación del Govern de La Generalitat, el Ajuntament de Barcelona, el Área Metropolitana, el Institut Metropolita del Taxi, Junts x Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya, Partit dels Socialistas de Catalunya, En Comú Podem y la CUP.

Hecho histórico ya que los grupos de diferentes colores se pusieron de acuerdo para proteger el sector público del taxi, considerado de interés general. Pero además, también llamativo dado que el día de las votaciones el Parlament se puso en pie y se dió la vuelta para aplaudir a los representantes del sector del taxi que allí se encontraban.

Será entonces, el 1 de octubre, cuando los VTC en Barcelona y Catalunya deberán de cumplir una serie de requisitos para poder ejercer la actividad de transporte de pasajeros. Entre los aspectos a destacar se encuentran la obligación de que los vehículos tengan al menos 4,90 metros de largo, la precontratación con al menos 15 minutos de antelación, antigüedad de mínimo dos años de permiso de conducir para los conductores, seguro de responsabilidad civil para el transporte de pasajeros -ahora la mayoría carecen de el- y además, se endurecen las sanciones para los que incumplan el Decreto.

¿Qué hay a partir del 1 de octubre?

Algo que es un secreto a voces dentro del sector es «se saltarán la Ley como vienen haciendo hasta ahora». No es de extrañar la desconfianza en estas empresas de transporte por parte de los taxistas, ya que Cabify tiene a sus espaldas más de 4.700 sanciones emitidas por la Guàrdia Urbana de Barcelona por saltarse la normativa del AMB.

Endurecimiento de sanciones

Pero esto no va a ser así a partir de ahora con los VTC en Barcelona. Los exhaustivos controles que van a ejercer los Mossos d’Esquadra y la Guàrdia Urbana no van a permitir la impunidad de estas empresas, es más, a pesar de que hasta el 1 de octubre no entra en vigor el Decreto, ya se están intensificando las sanciones y retirada de vehículos tanto en la ciudad como en las inmediaciones del aeropuerto de Barcelona.

El nuevo decreto endurece las sanciones a los VTC, sobre todo con la retirada del vehículo, que no se podrá recuperar si no se abonan antes las multas, y algunas de ellas llegan a los 6.000 euros.

Hoja de ruta de los taxistas

En una nota enviada por Élite Taxi Barcelona a sus asociados, la entidad informa de la hoja de ruta a seguir a partir de ahora.

Además de ejercer un control pormenorizado a los VTC que incumplan la ley, la asociación ha hecho hincapié en modificar aspectos de la actual regulación interna del taxi para sancionar duramente a los taxistas que realizan malas prácticas, a lo que ya se denomina ‘la basura de dentro del sector’, y, a pesar de que son pocos los ‘basura’, perjudican a los usuarios y usuarias del taxi, creando además una mala imagen del sector.

Otro aspecto importante que la asociación va a llevar a cabo, es tomar acciones legales y contundentes contra la empresa Free Now, debido al incumplimiento de la normativa y las prácticas ilegales. Cabe recordar que esta pasada semana la empresa informó a través de su página web que aplicaría a partir del 16 de agosto las tarifas dinámicas para los taxis asociados a su aplicación y que además, cobraría 0,80 euros al pedir cualquier servicio.

El Instituto Metropolitano del Taxi ya ha enviado una requisitoria a Free NowFree Now se salta la regulación del taxi en Barcelona para que desista de ofrecer tarifas especiales, prohibidas en el actual reglamento del AMB. En la carta enviada advierte a la empresa de que en el caso de hacer caso omiso, revocará la autorización para poder operar como intermediario en el Área Metropolitana de Barcelona.

Por último, la asociación propondrá actualizar las tarifas del taxi para que estén en concordancia con el actual coste de vida, ya que consideran ‘inasumibles los gastos con la subida de los combustibles y la actual inflación’. También se personarán en todos los procedimientos judiciales en defensa del sector e impulsar la App pública del taxi, la aplicación PICMI como ‘alternativa a las plataformas que utilizan la palabra taxi para abusar de los consumidores’.

La App pública PICMI

Por fin llega a Barcelona PICMI Taxi, una App pública para solicitar un taxi, de esta manera la Ciudad Condal se postula como innovadora en toda Europa. Esta aplicación es fruto de la insistencia de los taxistas durante años y será una realidad este otoño gracias al Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona y el Instituto Metropolitano del Taxi –y los taxistas–.

Picmi Taxi, la nueva funcionalidad de la App 'AMB Mobilitat' para pedir un taxi en las calles de BarcelonaSegún datos del IMET, la mitad de los taxis de Barcelona no están adheridos a ninguna emisora ​​ni aplicación, por lo que captan a clientes únicamente en la calle. El servicio ha sido muy bien recibido por el sector. La nueva funcionalidad hará más atractivo el uso del taxi, a la vez que mejorará su servicio, con tiempos de espera menores.

La presidenta del IMET y concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Laia Bonet, ha remarcado que “clarísimamente reducirá el tiempo de espera de los taxis, pero además hará que la conducción sea mucho más eficiente”.

La aplicación permitirá buscar los taxis más cercanos al punto de recogida y podrá saber cuánto tiempo tardará en llegar el vehículo, así como el precio aproximado del trayecto.

Una vez hecha la petición, los taxistas de la zona recibirán una notificación y podrán aceptar la solicitud para efectuar el servicio. El usuario recibirá el modelo, matrícula y número de licencia del vehículo para poder identificarlo. Además, mientras le espera, podrá ver la ubicación del taxi en tiempo real.

Las microparadas

Barcelona implementará 191 microparadas de taxi que complementarán las 273 paradas que ya existen actualmente en la capital catalana.

Desde este verano y hasta el mes de octubre, el Ayuntamiento de Barcelona implantará un total de 51 nuevas microparadas de taxi en la ciudad. Cada una tendrá 2 plazas en las que podrán estacionar los taxis del Área Metropolitana de Barcelona. El objetivo es implantar otras 140 hasta finales de año, llegando así a un total de 191.

Las microparadas se implantarán en todos los distritos de Barcelona y posibilitarán que todos los ciudadanos y ciudadanas tengan una parada de taxi más cerca. En los ámbitos en los que exista trama Eixample cada ciudadano dispondrá de una microparada a un máximo de 120 metros de distancia.