El abogado del taxi madrileño, Jose Andrés Díez, destituido tras comprar diez autorizaciones VTC

La Junta Directiva de la Asociación Gremial de Madrid, reunida en sesión extraordinaria el martes por la mañana, acordó por unanimidad destituir al abogado José Andrés Díez y disolver el contrato suscrito a principios de año debido a que se ha hecho público que en los últimos días había adquirido un total de 10 autorizaciones de vehículos de alquiler con conductor.

Esta decisión fue tomada apenas 18 horas después de que se hiciera público que el letrado, que había sido contratado por la Asociación Gremial del Taxi de Madrid (AGATM) hace menos de dos meses, en los últimos días había adquirido un total de 10 autorizaciones de VTCs.

El presidente de la Gremial del Taxi, Alberto de la Fuente Miñambres, explicaba que el primer y único objetivo de la Asociación y de su Junta Directiva es defender los intereses del taxi. Por tanto, “no se entendería ni por los asociados ni por esta directiva haber tomado otra decisión que no fuera destituir a Díez porque entendemos que existe un grave conflicto de intereses. Sin desmerecer sus méritos profesionales, que siempre hemos reconocido”, añadió.

Polémica decisión en su contratación

El pasado 24 de diciembre, la Asociación Gremial del Taxi de Madrid cambió la plantilla directiva. Alberto de la Fuente Miñambres y su equipo directivo volvieron a su puesto diez meses después de abandonar su cargo en la Junta de la Gremial y un año después de ganar las elecciones. Con la vuelta al cargo, Miñambres cambió el equipo directivo, incluyendo la contratación de José Andrés Díez Herrera.

José Andrés Díez Herrera en marzo de 2017 fue contratado por Uber para trabajar como asesor externo para el cumplimiento de la ley de transporte y la relación entre conductores y partners. Además, también fue asesor legal de Confebús, Blablacar y Cabify. Ahora, con el cambio de gobierno en la Gremial del Taxi de Madrid, Díez Herrera vuelve a un sector que él mismo “conoce y quiere”.

De la Fuente Miñambres se enfrenta ahora a las críticas que ha recibido tras el anuncio del contrato del abogado y su posterior despido y justificaba en diciembre que “José Andrés Díez no tiene ninguna relación con Uber actualmente”, aunque admitía que “hace años hizo algún informe puntual” para la empresa norteamericana.

El abogado del taxi madrileño, Jose Andrés Díez, destituido tras comprar diez autorizaciones VTC