El confinamiento y el cierre de la hostelería agravia la crisis del taxi en Melilla

El portavoz de los taxistas de Melilla, Karim Mohamed, ha explicado al diario Melilla Hoy que el cierre de la hostelería añadido al confinamiento nocturno ha supuesto que “no haya vida en las calles” y si se hace efectivo un segundo confinamiento domiciliario por el aumento de contagios sería “destruir al sector”.

Señaló que en el primer confinamiento “no ha habido tantos casos positivos ni defunciones como ahora mismo y si hay otro va a ser mucho más duro y estricto”.

Por ello, el sector está a la espera de respuestas, aunque dejan claro que le van a dar prioridad a la salud, pero “sería nefasto”.

Karim ha indicado que ahora con el confinamiento nocturno la situación se ha puesto “más complicada” ya que a las diez de la noche ya no queda nadie en las calles.

Las ayudas no llegan

El portavoz, ha insistido en la necesidad de ayudas, pero estas, no se han materializado. Según indica, la consejera de Hacienda dio una rueda de prensa y mencionaba al sector del taxi en las últimas ayudas”.

Hizo hincapié en que no tienen locales para justificar alquileres ni facturas de luz ni agua, lo único que pueden justificar es “si le echamos combustible al coche, averías o cambio de neumáticos”.

Asimismo, considera que la Ciudad tiene olvidado al sector del taxi, ya que han transmitido su mensaje desde que empezó la pandemia, pero no han visto ningún tipo interés por parte de la administración.

El confinamiento y el cierre de la hostelería agravia la crisis del taxi en Melilla