Elite Corsaris d’Eivissa identifica 350 nuevos piratas del transporte

El trabajo de seguimiento y rastreo llevado a cabo por un grupo de taxistas y personal de empresas de autocares ha detectado esta pasada temporada 350 matrículas de vehículos que han estado transportando pasajeros irregularmente en Ibiza.

Se da la circunstancia de que, a pesar del parón en la actividad económica y del breve periodo en que han estado abiertos los establecimientos turísticos, el intrusismo en este sector apenas se ha reducido respecto a 2019, cuando se llegaron a recopilar unos 400 vehículos pirata.

El autor de este informe, Francisco Martínez, presidente de la asociación Conductores Profesionales del Taxi de Sant Josep de sa Talaia, presentó la semana pasada este trabajo al Consell de Ibiza y a los ayuntamientos de Vila, Sant Josep y Sant Joan, ya que «Sant Antoni y Santa Eulària no cuentan con sede electrónica operativa [para dar registro de entrada al documento]», precisa.

La identificación de los vehículos infractores se desarrolla a través de un grupo de WhatsApp que cuenta con la participación de Elite Corsaris d’Eivissa y numerosos taxistas, así como conductores y personal de las empresas de autocares y de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) ibicencas.

Durante toda la temporada, los componentes de este grupo van identificando y fotografiando las furgonetas y vehículos particulares que ofrecen su servicio como taxi pirata, así como las VTC de otras comunidades autónomas que trabajan de manera deslocalizada en Ibiza.

En este último caso, se incluyen para el informe aquellas VTC foráneas cuando se constata que sobrepasan el límite de 18 días por trimestre que la Ley les permite facturar fuera de su territorio.

En total, se han contabilizado 68 matrículas de esta oferta que corresponden a empresas de la península que trabajan de manera irregular en Ibiza.

Además, de todas estas VTC, 31 de ellas son reincidentes, puesto que ya habían estado operando en la isla en 2019.

Piratas reincidentes

El número de matrículas que repiten temporada ejerciendo competencia desleal se eleva a 94 si se añaden el resto de vehículos que también han sido identificados y seguidos durante los últimos meses.

En total, el colectivo profesional ha registrado 234 furgonetas y 43 turismos piratas este año, además de cinco vehículos con matrícula azul (propia de taxis y VTC) que no constan en el registro del Ministerio de Fomento.

«Son más, pero este año se ha hecho más difícil detectar a los taxistas piratas que van con coches particulares», precisa Martínez.

El autor del informe también lamenta que el intrusismo en su sector se haya repetido a estos niveles en una temporada en que «más de mil compañeros no han tenido opción de trabajar al no haber los taxis estacionales, al igual que muchos conductores de los autocares o empresas que han permanecido cerradas».

Elite Corsaris d’Eivissa identifica 350 nuevos piratas del transporte