IU recuerda que si no hay VTC en Córdoba es porque en el anterior mandato se blindó al taxi



El grupo municipal de IU, junto a las direcciones local y provincial, han mantenido una reunión con el presidente de la Asociación del Taxi de Córdoba (Autacor) y de la Federación Andaluza del Taxi (FAAT), Miguel Ruano, para analizar la actual situación del sector.

Izquierda Unida ha lamentado las declaraciones realizadas por el alcalde, José María Bellido, al respecto del decretazo de la Junta y le han recordado:

“Si en Córdoba no hay VTC es porque desde el gobierno municipal, en el anterior mandato, IU luchó para que así fuera blindando la ciudad para el taxi como servicio público y adoptó medidas como la de restringir la circulación de VTC por zonas ACIRE, mientras el PP y él mismo defendían los intereses de las multinacionales”.

Durante el encuentro han analizado las demandas específicas del sector, que pasan por actualizaciones de la ordenanza municipal “que permitan a los y las taxistas establecer precios fijos por trayecto, una demanda de los usuarios, que el sector está dispuesto a recoger en cuanto la normativa se lo permita”. Para ello, el gobierno municipal debe impulsar una modificación de la ordenanza que regula la actividad.

Esa adaptación de la normativa también debe recoger:

«Una disposición por la cual parte de la flota de taxi de la capital, en concreto los ‘eco’ y accesibles, ven ampliado en dos años el plazo para retirar de la circulación aquellos vehículos de más de 12 años, que deberán dejar de prestar servicio en febrero de 2023”.

Tal y como ha explicado Ruano, se trata de una medida aprobada por la Junta de Andalucía pero que dejaba en manos de los ayuntamientos esta posibilidad, entendiendo el mayor coste económico que conlleva la renovación de vehículos con características específicas como las mencionadas. Hasta el momento, el gobierno municipal “no ha hecho las tareas que le corresponden y el tiempo apremia”.

Desde IU también han compartido la preocupación de Autacor por los problemas que se están derivando de la falta de personal en el departamento de Movilidad que se dedica a la burocracia del taxi, en el que además se van a producir dos jubilaciones.

Esta circunstancia ya ha generado que la revisión municipal que se realiza anualmente a toda la flota de taxis no se haya culminado, realizándose solo al 50% de los vehículos a pesar de que todos han pagado la tasa correspondiente.

«Izquierda Unida considera que sobran motivos para pensar que el gobierno municipal del PP no tiene al taxi entre sus prioridades, algo que no nos sorprende, porque si algo está en la agenda de la derecha es debilitar todo servicio público para venderlo al mejor postor”.