Letonia se queda sin taxistas debido a la crisis generada por la pandemia

Más de mil taxistas de Letonia han abandonado el sector desde el verano pasado. La Dirección de Transporte por Carretera considera que esto se debe a tres motivos: nuevos requisitos por parte del Servicio de Impuestos del Estado, desconocimiento del idioma letón y la crisis generada por la pandemia de la Covid-19.

Idioma

El requisito de conocer el idioma letón en un nivel intermedio B1 para todos los transportistas de pasajeros ha estado en vigor desde 2018. En el pasado, sin embargo, era suficiente que el empleador confirmara el conocimiento. Desde agosto del año pasado, los conductores han tenido que demostrar su conocimiento del idioma letón a través de exámenes.

En el pasado la dirección de transportes recibía numerosas quejas por parte de los clientes por el desconocimiento del idioma, ya que había conductores que no entendían en absoluto el idioma letón.

Kristiāns Godiņš, presidente de la Junta Directiva de Transporte por Carretera, dijo que se ha inhabilitado a 30 profesionales del volante por ‘habilidades lingüísticas inapropiadas’. En promedio, actualmente se deniega la acreditación de taxista a 10 cada mes”, dice Godiņš.

Informe automático al IVA

Según la Dirección de Transporte por Carretera, la principal razón de la falta de conductores son los nuevos requisitos del Servicio de Impuestos del Estado (VID). Antes del 1 de julio, los datos de los viajes debían ser entregados al VID una vez al mes, ahora ocurre automáticamente después de cada viaje a través de una aplicación.

El sistema anterior permitía a los conductores no pagar parte de sus impuestos. “Cuando recibimos este tipo de información una vez al mes, encontramos que la información recibida de sitios web o proveedores de servicios de aplicaciones móviles no coincidía con la información proporcionada por la empresa transportista de taxis en sus informes”, dijo Ilze Borance, subdirectora de la Junta Tributaria VID.

Pandemia

El sector admite que faltan conductores, un taxi tiene más tiempo de espera y el precio del viaje ha aumentado, pero el VID no es la razón. Algunos taxistas abandonaron su trabajo para pasar a formar parte del sector de reparto, ya que la demanda era más alta durante la pandemia.

En la actualidad, a pesar de haber recuperado algo de trabajo, la caja diaria no da para sobrevivir.

Este verano, es probable que los precios de los taxis sigan siendo más altos que antes, pero a la larga se igualarán y la diferencia será menor, estimó la Dirección de Transporte por Carretera.

Letonia se queda sin taxistas debido a la crisis generada por la pandemia