Londres pierde 3.500 licencias de taxi desde junio debido a la crisis de la Covid

El número de taxis en Londres ha caído por debajo de los 15.000 a medida que los números continúan aumentando, según los últimos datos publicados por Transport for London (TfL).

Ahora solo hay 14.984 taxis con licencia en la capital, un total que representa un tercio menos desde la primavera de 2015.

Los registros muestran que en abril de 2015 había 22.500 taxis registrados en el Gran Londres. Desde entonces, el número de taxis disponibles se ha reducido de forma alarmante. La disminución se ha acelerado debido al impacto económico por la pandemia de coronavirus.

Las últimas cifras muestran que el número de taxis se redujo en 280 vehículos en solo una semana.

Desde junio de 2020, se han perdido más de 3.500 licencias de taxi en Londres, casi 160 por semana.

En comparación, solo 699 licencias de taxi fueron retiradas en el transcurso de todo un año, entre junio de 2019 y junio de 2020.

A principios de esta semana, la Asociación de conductores de taxis con licencia (LTDA) pidió apoyo económico urgente para el sector del taxi de Londres.

Esta es la declaración de Steve McNamara, secretario general de la Asociación de conductores de taxis con licencia:

“Estas cifras representan a los conductores que no tienen dónde ir y se ven obligados a salir de las calles. Cada vehículo retirado representa el sustento de un conductor que se ha ido y, a este ritmo de declive, sin una intervención urgente, el icónico taxi negro podría perderse en Londres para siempre».

McNamara enfatizó también que los taxistas no pueden trabajar desde casa ni realizar su trabajo si las demás actividades están cerradas, por lo que el problema se agravia en el caso del confinamiento.

“Otros sectores en circunstancias similares, como la hostelería y comercio, han recibido paquetes de ayuda económica específicos para ayudarles a superar los difíciles meses que se avecinan, pero el sector del taxi se ha olvidado», indicó McNamara en la rueda de prensa.

“Hacemos un llamamiento al gobierno y al alcalde de Londres para que intervengan, protegiendo al sector del taxi y evite la ruina del sector, ya que es una parte clave y esencial en el transporte público de Londres.

Necesitamos un plan de apoyo a los trabajadores autónomos del sector del taxi y no quedar atrás como siempres a ocurrido. Hasta ahora todas nuestras demandas han caído en oídos sordos».

Londres pierde 3.500 licencias de taxi desde junio debido a la crisis de la Covid