Piden 5 años de prisión para un incapacitado que robó un taxi en Zaragoza

El Juzgado de lo Penal número 6 de Zaragoza se vio obligado a aplazar un juicio contra un joven de 30 años al que la Policía Nacional detuvo en septiembre de 2020 en el barrio Oliver tras obligar a un taxista a bajarse de su vehículo, ponerse al volante y marcharse con él.

La Fiscalía solicita para el acusado dos años y medio de prisión y la acusación particular cinco años. Sin embargo, la juez se dio cuenta de que el investigado fue declarado oficialmente incapacitado en mayo de 2010, y que desde entonces se encuentra bajo la tutela del Gobierno de Aragón. Y era a este, como tutor legal, a quien tenían que haber citado.

Los hechos que se le imputan al acusado se produjeron el 17 de septiembre de madrugada. El joven paró el taxi en la calle de Conde Aranda de Zaragoza y solicitó al taxista que lo llevara al McDonalds de Los Enlaces, pero al llegar al lugar, el establecimiento estaba cerrado.

Por este motivo, el joven pidió al taxista que lo llevara a la calle Bartolomé Llorente, que resultó ser un callejón sin salida. En ese momento, el acusado se bajó del taxi, fue a la puerta del conductor y le obligó a bajarse del vehículo. En el forcejeo, el joven consiguió hacerse con el coche y huyó de lugar.

Pasada una hora, la policía encontró el taxi junto al campo de fútbol de La Camisera, en el mismo barrio Oliver. No obstante, el investigado había intentado meterse en un parking y había chocado contra las paredes, causado graves desperfectos al vehículo, gastos tasados en 1.400 euros, que también se reclaman en el Auto de acusación.

Piden 5 años de prisión para un incapacitado que robó un taxi en Zaragoza